23 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 26 de diciembre de 2016, 15:12

Bachelet respalda reconocimiento constitucional de pueblos indígenas

Santiago de Chile, 26 dic (EFE).- La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, respaldó hoy el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas durante una corta visita a la sureña región de la Araucanía, agitada por el llamado conflicto mapuche.

"Es necesario el reconocimiento constitucional y representación política de los pueblos indígenas en el Congreso", remarcó la mandataria en Temuco, la capital regional, donde se reunió con la Comisión Asesora Presidencial que busca soluciones dialogadas al conflicto y con autoridades locales.

En la cuarta visita a la región en su actual mandato, Bachelet analizó las propuestas que ha elaborado la Comisión, que encabeza el obispo católico Héctor Vargas y que se constituyó el pasado julio en torno a la política indígena, propuestas económicas y el reconocimiento de las etnias autóctonas y la paz social.

El conflicto mapuche, surgido de reclamos de tierras, ha derivado en episodios de violencia en los que han muerto varios comuneros, policías y agricultores, además de que varias decenas de indígenas han sido procesados y condenados por diversos delitos, principalmente atentados incendiarios.

Bachelet, al término de la reunión, dijo que la Comisión presentará sus propuestas al gobierno el próximo enero y anunció una "especial atención presupuestaria" para la Araucanía, considerada la región más pobre de Chile.

"Hoy lo que tenemos es un plan especial y vamos a esperar las propuestas de la comisión para evaluar sus posibles ajustes", dijo y reiteró la presentación de un proyecto de ley especial para la zona, "que incluirá todos los temas que sea necesario legislar, como el reconocimiento y tierras".

Varias organizaciones mapuches y de empresarios agrícolas o forestales que se consideran víctimas de la violencia han rechazado a la Comisión, los primeros en el marco de la reivindicación territorial y los segundos porque consideran que hace falta "mano dura" para terminar con los ataques.

La visita de Bachelet coincidió con una huelga de hambre que inició el pasado viernes la machi (chamana) Francisca Linconao, procesada junto a diez comuneros por la presunta autoría de un asalto con incendio en que un matrimonio de ancianos agricultores murieron calcinados a comienzos de 2013.

Linconao, que asegura ser víctima de un montaje, ha obtenido tres fallos de primera instancia para cambiarle la prisión preventiva por arresto domiciliario, pero cada vez el dictamen ha sido revocado por la Corte de Apelaciones, por considerarla un peligro para la sociedad.

La mujer está actualmente hospitalizada en una localidad cercana a Temuco, donde hace unos días fue visitada por el intendente (gobernador) regional, Miguel Hernández, quien le habría dicho que "no está sola", lo que hizo a los agricultores denunciar que el gobierno está supuestamente maquinando la libertad de la machi.

Preguntada hoy por la situación, Bachelet comentó que "para toda persona que entra a una huelga de hambre el sistema de salud tiene que preocuparse de las consecuencias posibles".

"Con respecto al tema de la Justicia no nos pronunciamos. Eso está en sede judicial y va a continuar lo que corresponde", añadió.

Linconao, de 60 años, grabó en el hospital un vídeo dirigido a Bachelet, en el que la invita a prestarle atención: "Le exijo que venga a verme, yo tomé la huelga de hambre, estoy sufriendo y usted entenderá, como mujer y doctora. Usted tiene que apoyar a la mujer, soy inocente, injustamente llevo encarcelada 9 meses, usted tiene que hacer algo", manifestó en la grabación.

En tanto, en Santiago y otras localidades hubo este lunes manifestaciones a favor de la machi.

En la capital, un centenar de manifestantes trataron de entrar en el Ministerio de la Mujer, en el centro de la ciudad, siendo repelidos por la policía, con la que se enzarzaron en escaramuzas que culminaron frente a La Moneda, la sede de ejecutivo, con un balance de varios detenidos y la sustracción de una gorra a un carabinero.