3 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 7 de julio de 2016, 15:02

Bachelet recibe la contramemoria de la demanda marítima de Bolivia en la CIJ

Santiago de Chile, 7 jul (EFE).- La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, recibió hoy la contramemoria de la demanda marítima que presentó Bolivia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para obtener una salida al mar y recalcó que la "soberanía no está en juego".

La mandataria recibió el documento de manos del agente chileno ante la CIJ, José Miguel Insulza, y del canciller, Heraldo Muñoz, quien afirmó que "en los próximos días" lo entregarán al tribunal de La Haya, antes del plazo que concluye el próximo 25 de julio.

"Quisiera reiterar que la soberanía no está en juego, vamos a demostrar que no existe la obligación de negociar", dijo Bachelet en una comparecencia ante los medios en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.

La mandataria aseguró que el documento elaborado por el equipo chileno contiene "sólidos fundamentos jurídicos e históricos" que respaldan la postura chilena.

La Paz pretende que la corte obligue a Chile a cumplir un supuesto compromiso de negociar de buena fe una salida soberana al mar, algo que las autoridades chilenas rechazan de plano.

Bachelet afirmó que Muñoz e Insulza viajarán en los próximos días a La Haya para entregar a la CIJ una copia de la contramemoria y cinco libros con datos anexos.

Para junio de 2017 aproximadamente está prevista la dúplica boliviana, tras lo cual vendrá la fase de alegatos, que se prolongará tres o cuatro meses más.

Insulza, que asumió como agente cuando el proceso judicial ya estaba en marcha, afirmó hoy que la respuesta a la demanda boliviana es "sólida" y auguró un "buen resultado" en el caso.

"No tenemos interés en pelearnos con Bolivia, simplemente que se respete nuestro derecho, sobre todo el hecho de que nosotros negociamos o dialogamos cuando creemos que es del interés de Chile, no cuando alguien nos quiere obligar a hacerlo", apuntó.

El ministro de Relaciones Exteriores, en tanto, destacó la fortaleza de la postura chilena desde el punto de vista jurídico e histórico, y subrayó que la cesión de soberanía está "absolutamente descartada".

"De lo que se trata ahora es de demostrar que tampoco hubo una obligación de negociar", dijo Muñoz, quien añadió que las conversaciones entre países y los intercambios diplomáticos forman parte de la "naturaleza" de las relaciones internacionales sin que eso constituya ningún tipo de obligación.

Sobre la controversia entre los dos países por las aguas del Silala, que Chile llevó a la CIJ con el objetivo de que el tribunal establezca que es un río de curso internacional, el canciller comentó que la presentación de la demanda dejó "muy desorientadas" a las autoridades bolivianas.

El gobierno de Evo Morales ha celebrado que la CIJ haya tipificado la demanda chilena como "Disputa sobre el estatus y uso de las aguas del Silala", sin mencionar si se trata de un río o manantiales.

Muñoz dijo hoy que ese hecho no debe sorprender a nadie porque lo que Chile le está pidiendo al alto tribunal es precisamente que establezca que se trata de un río.

"Difícilmente en el título del caso puede entenderse que ha habido una definición", apuntó el canciller.

Bolivia sostiene que el Silala son manantiales de la región andina de Potosí (suroeste) cuyas aguas fueron canalizadas artificialmente por una empresa chilena en 1908 hacia el territorio vecino para su aprovechamiento en locomotoras.

Chile defiende que el Silala es un río de cauce internacional y que, por tanto, tiene derecho a su aprovechamiento.