23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 29 de junio de 2017, 01:00

Autoridades de Venezuela buscan a piloto tras el ataque de película

Opositores venezolanos son escépticos sobre el ataque desde un helicóptero y consideran que todo es un montaje del Gobierno para desviar la atención sobre dos sentencias contra la Fiscalía.

REUTERS

CARACAS - VENEZUELA

Las fuerzas de seguridad de Venezuela buscaban ayer al policía que comandó un ataque a las sedes del Tribunal Supremo de Justicia y de un ministerio desde un helicóptero robado, pero muchos venezolanos miraban con escepticismo la versión oficial.

El martes, minutos antes del atardecer, un efectivo de la policía científica (CICPC) hurtó un helicóptero de una base aérea en Caracas y, con una bandera que decía "libertad", sobrevoló los edificios del Poder Judicial y del Ministerio del Interior, situados en el centro de la capital, a los que disparó y lanzó granadas sin dejar víctimas.

El Gobierno cerró filas en torno al hecho, que calificó como un "ataque terrorista" de un "sicópata asesino", y dijo que estaba en busca del piloto, Óscar Pérez, a quien acusó de estar vinculado con la Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA) y sobre quien emitió una orden de captura internacional a través de la Interpol.

Por la tarde, el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, dijo que el helicóptero robado fue localizado en el estado Vargas, en la costa norte del país, zona donde desplegaron fuerzas de comandos especiales. No hubo detenidos. El ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol, dijo que los actos de Pérez, conocido también por protagonizar y coproducir una película de acción en Venezuela, "no representan el sentir de este noble cuerpo", refiriéndose al CICPC.

Horas antes el canciller, Samuel Moncada, rechazó los cuestionamientos a la versión oficial del ataque.

"Ahora están diciendo que eso lo planeé yo con el presidente (Nicolás) Maduro. Que le indicamos qué tenía que hacer, le dimos unas granadas y que él planeó dónde soltarlas para que no hiriera a nadie", dijo en conferencia de prensa en la que conminó a los gobiernos extranjeros a condenar el atentado.

En las calles de Caracas, algunos creen que el Gobierno escenificó el acto para desviar la atención sobre dos sentencias del TSJ que debilitan competencias de la Fiscalía.