11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 2 de julio de 2016, 22:48

Australia afronta la posibilidad de tener un Gobierno en minoría

Sídney (Australia), 3 jul (EFE).- Australia afronta hoy la posibilidad de tener un Gobierno con minoría en el Parlamento tras las elecciones del sábado, que no han dejado un claro ganador entre la gobernante coalición Liberal-Nacional y el Partido Laborista.

Según el escrutinio preliminar realizado por la Comisión Electoral Australiana, la coalición Liberal-Nacional del primer ministro, Malcolm Turnbull, habría obtenido 66 escaños y el Partido Laborista, de Bill Shorten, 72 de los 150 que conforman la Cámara baja del Parlamento.

Cinco escaños están en manos de independientes y partidos minoritarios, mientras faltan por decidir otros siete.

La comisión electoral no ha anunciado resultados oficiales hasta el momento y espera poder ofrecer resultados definitivos a partir del próximo martes, tras contar y cotejar los votos anticipados y por correo, además de los ausentes y los interestatales.

Ante la posibilidad de que ni conservadores ni laboristas lleguen a los 76 escaños que le permita gobernar, ambos se preparan para negociar alianzas, tal y como pasó en 2010, cuando el laborismo de Julia Gillard obtuvo los mismos diputados que el Liberal-Nacional y pactó con el Partido Verde y varios independientes para gobernar.

Un Ejecutivo en minoría sería raro en Australia, país en el que la coalición conservadora o los laboristas se han alternado tradicionalmente el poder.

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, manifestó esta madrugada su confianza en poder renovar el mandato a pesar de que su coalición ha sufrido un revés si se considera que ganó 90 diputados en 2013.

"Apoyándome en el consejo de los funcionarios del partido, tenemos la confianza de que formaremos un gobierno mayoritario de coalición en el próximo Parlamento", dijo Turnbull.

Los laboristas también creen que volverán al Gobierno gracias a lo que han crecido en estos comicios, situación que les permite superar la derrota en 2013, cuando cambiaron de líder durante una crisis interna y lo pagaron en las urnas con solo 55 parlamentarios.

"Es muy posible que el laborismo forme Gobierno después de esto, pero obviamente aún debe correr mucha agua por debajo del puente", comentó hoy el portavoz laborista en materia de Inmigración, Richard Marles, a la cadena Sky News de la televisión australiana.

Un total de 57 partidos e independiente se presentaron a estas elecciones, que han arrojado 994 candidatos para la Cámara Baja (diputados) y 661 aspirantes para las Cámara Alta (senadores).

El Senado, que renueva sus 76 escaños en esta oportunidad, será clave para el próximo Gobierno, después de que en legislaturas anteriores fuera hostil al Ejecutivo debido a la mayor presencia en la Cámara de independientes y partidos minoritarios.