9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 24 de julio de 2016, 14:49

Aupar a Clinton y mostrar al partido unido, objetivos de la convención demócrata

Filadelfia (EEUU), 24 jul (EFE).- Los demócratas comienzan este lunes su convención nacional con dos objetivos fundamentales: elegir a la ex secretaria de Estado Hillary Clinton como su candidata a la Presidencia de EEUU y mostrar que el partido camina unido para impedir que el republicano Donald Trump llegue a la Casa Blanca.

Tras un proceso de primarias más largo y disputado de lo que Clinton quería y esperaba debido a la "revolución" del senador Bernie Sanders, la ex primera dama aspira a demostrar en esta convención que es una candidata muy preparada y, sobre todo, honesta, dado el escándalo por el uso de su correo privado cuando era la jefa de la diplomacia estadounidense.

El otro reto de Clinton, cuyo discurso estelar cerrará el jueves la convención, es tratar de zanjar las divisiones que quedaron expuestas durante las primarias demócratas y de nuevo ahora con una filtración del portal WikiLeaks, que ha desvelado estrategias del partido para debilitar la candidatura presidencial de Sanders.

WikiLeaks asegura tener en su poder casi 20.000 correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC, por su sigla en inglés), en varios de los cuales altos funcionarios del partido hablan de tácticas para vencer a Sanders.

Durante las primarias, Sanders acusó al DNC de favorecer a Clinton y hoy, en una entrevista con la cadena ABC, exigió la renuncia de la presidenta del DNC, Debbie Wasserman Schultz.

"Creo que debería renunciar. Punto. Creo que necesitamos una nueva presidenta que nos lleve por una dirección muy diferente", subrayó Sanders sobre Wasserman Schultz, quien tenía previsto dar un discurso durante la convención pero, según CNN, finalmente no lo hará.

De acuerdo con la radio pública NPR, Wasserman Schultz tampoco presidirá la convención y ese rol lo asumirá la congresista Marcia Fudge.

Mientras, el director de campaña de Clinton, Robby Mook, acusó a piratas informáticos rusos de haber filtrado los correos electrónicos a Wikileaks para dividir al Partido Demócrata justo antes de la convención y, de ese modo, ayudar a Trump a ganar las elecciones de noviembre.

Pese a la polémica por la filtración de WikiLeaks, en su intervención ante la convención en la noche del lunes, Sanders "dejará claro" que Clinton es "muy superior" a Trump "en todos los principales asuntos, desde la economía y la salud a la educación y el medio ambiente", según adelantó la campaña del senador.

En su discurso, Sanders mandará un mensaje a los participantes en la convención y a los 13 millones de votantes que lo apoyaron en el período de primarias para destacar que han comenzado "una revolución para transformar a Estados Unidos y que esa revolución continúa".

Pese a que Sanders respaldó la candidatura de Clinton el pasado 12 de julio, muchos de sus seguidores planean protestar durante la convención, insatisfechos con la elección de la ex secretaria de Estado y menos convencidos todavía con su compañero de fórmula, el senador Tim Kaine.

Hoy Filadelfia, que en septiembre pasado recibió al papa Francisco, ya está tomada por delegados y simpatizantes demócratas, visitantes y periodistas, con atascos permanentes y varias protestas en las calles, según constató Efe.

La convención tendrá su sede en un pabellón deportivo con capacidad para 19.500 espectadores situado a más de una hora a pie del Independence Mall, donde se debatió y firmó la Declaración de Independencia y la Constitución de Estados Unidos.

Además de elegir formalmente a Clinton como su candidata a la Casa Blanca, los demócratas adoptarán durante la convención las ideas que guiarán las acciones del partido durante los próximos cuatro años y entre las que figuran un salario mínimo de 15 dólares la hora, la abolición de la pena de muerte y más límites a Wall Street.

La convención se abrirá el lunes con las intervenciones estelares de la primera dama de EEUU, Michelle Obama, y de Sanders.

El martes será el turno del expresidente Bill Clinton, el miércoles hablarán tanto el actual presidente, Barack Obama, como el vicepresidente, Joseph Biden, y, como broche final, la candidata aceptará formalmente la nominación el jueves, con un discurso que será presentado por su hija, Chelsea.

Miriam Burgués