23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 19 de junio de 2017, 01:00

Aunque crecieron huérfanos, desafiaron a la vida y los destacan como padres

En el ring de la vida. Aldo Ariel Villalba, de 39 años, es un artemarcialista varias veces campeón de kick boxing, y también puede decirse que es un papá campeón que supo ganar a la vida, ya que aunque fue abandonado con solo un año de edad y ha vivido en la extrema pobreza, pudo sobresalir.

“Soy un padre de 3 bellos hijos y les doy el amor más sublime, noble y bello que todo ser puede recibir; no tuve papá, fui abandonado a los un año de vida en la pobreza extrema, pero pude capear”, relata con orgullo.

Hoy día este papá enseña en Hernandarias a jóvenes y adultos no solo a luchar en las artes marciales sino también el arte de luchar en la vida.

El viejo tenaz. Don Clemente Eliseo Medina, de 95 años, nació en Iturbe cerca de la casa de Augusto Roa Bastos. Ahora vive solito en Loma Pytâ luego de quedar viudo. Quedó huérfano de padre y madre a los 9 años, desde ese momento tuvo que trabajar para vivir. Se casó en Clorinda con Silvia González, tuvieron 6 hijos, una falleció cuando tenía 3 años, hoy cuando la recuerda se le caen lágrimas. “Siempre trabajó con honestidad en su taxi por 30 años, lo cual le daba justo para el sustento familiar. Le caracterizan su fuerza de voluntad y sus ganas de vivir; estuvo casado 63 años cuando queda viudo hace 8 años”, comenta su hija Mirian. Don Clemente es la joya familiar. (N.M.)