17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 18 de junio de 2017, 01:00

Aumento de pobreza revela fracaso de política agrícola, afirman economistas

Analistas coinciden en que incremento de la población pobre se debe a la deficiente política del Gobierno en el campo. Aseguran que tampoco se generan empleos y las familias no sienten el crecimiento macro.

1.949.272 paraguayos son pobres. Que el 28,8% de la población viva en situación de precariedad y la mayoría de los pobres extremos estén en áreas rurales evidencian el fracaso de políticas agrícolas que son implementadas por el Gobierno. Esta es la conclusión a la que llegaron analistas económicos consultados por ÚH.

Verónica Serafini, investigadora del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), remarcó que la agricultura familiar sufre duramente la dejadez de instituciones como el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert). Esto hace que el sector rural tenga el número más alto de pobreza extrema.

Embed

Explicó que si bien existen recursos y un sistema para mejorar las condiciones de las fincas campesinas, sigue habiendo pobreza en las familias y los productos que llegan a la ciudad tienen precios altos y carecen de calidad.

"Seguimos siendo muy dependientes de productos básicos importados, como el tomate, la cebolla o las papas, que podríamos estar produciendo en Paraguay y mejorar las condiciones de las familias rurales. Esa también tiene que ser una preocupación en las políticas públicas, no podemos depender de otros países para consumir productos básicos", expresó Serafini.

Desempleo. Para el ex ministro de Hacienda César Barreto, la caída de la productividad en el sector agrícola y en el comercio fronterizo, tampoco se vio aplacada por la generación de empleo.

Recordó que si bien el crecimiento económico del año pasado estuvo en torno al 4%, esto se debió principalmente a la producción de energía de Itaipú, lo que no tiene un efecto directo en los ingresos de aquellas personas que se encuentran alrededor del piso de pobreza. Criticó, en ese sentido, la falta de apoyo al productor agrícola.

"Si las empresas no invierten o las pymes decaen en sus ventas y no pueden contratar trabajadores, o se reducen los ingresos de sus trabajadores, finalmente una macro complicada impacta fuertemente en el bolsillo de las personas. Se tuvo un crecimiento del 4%, y sí, ¿pero cómo le beneficia eso a la gente?", se preguntó Barreto.

"El país creció mucho en los últimos 15 años, por los precios de los commodities. Pero no se generaron los empleos que hacían falta, nos dormimos en los laureles", acotó.

A criterio del analista Amílcar Ferreira, el modelo económico concentrado en sectores intensivos en capital y la falencia en educación terminaron por generar mayor pobreza y falta de herramientas para que la productividad pueda aumentar.

Consideró que se deben seguir fortaleciendo programas como Tekoporã y pensiones a adultos mayores. Insistió en que la racionalización del gasto corriente del Estado podría ser clave en este sentido.

"La racionalización de los gastos del Estado podría fortalecer los programas sociales y acabar con la pobreza extrema, pero eso requiere de una voluntad firme", manifestó Ferreira.

Los resultados. El año pasado la pobreza en el Paraguay aumentó 2,2%, de 26,6% a 28,8%, lo que representa que 1.949.272 personas viven en esta situación, del total de 6,7 millones de habitantes, según resultados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), dados a conocer por la Secretaría Técnica de Planificación (STP).

Los resultados se entregaron luego de semanas en las que corrieron versiones de que el Gobierno retrasó la difusión de datos para ocultar el aumento de la pobreza, teniendo en cuenta también la intención de posicionar a Santiago Peña, ex ministro de Hacienda, como candidato a la Presidencia de la República para el periodo 2018-2023.

De acuerdo con el informe, el promedio de fuentes de ingresos en general se redujo un 3%, por lo que la cifra de pobreza aumentó.

En el área rural se registró un aumento de la pobreza del 2% y en el área urbana, un 2,5%. Por su parte, la pobreza extrema en el área rural creció 1%.

Las personas pobres residen en hogares cuyos ingresos mensuales per cápita son inferiores al costo de una canasta básica, estimada en G. 630.525 en área urbana y en G. 446.798 en el campo.

Para la línea de pobreza extrema, el costo de una canasta básica en el área urbana es de G. 235.088 por mes y en la zona rural es de G. 214.690 mensuales.