8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 26 de julio de 2016, 01:00

Atleta neozelandés denuncia que fue secuestrado por policías en Río

AFP y EFE

RÍO DE JANEIRO - BRASIL

Un atleta de Nueva Zelanda que vive en Río de Janeiro acusó a la policía de secuestrarlo brevemente para obligarlo a sacar dinero de un cajero automático.

El incidente, que según el neozelandés tuvo lugar el sábado, fue el último en despertar la preocupación sobre la seguridad en Río durante los Juegos Olímpicos que comienzan el 5 de agosto.

“¿Qué les sucedió a ustedes ayer, muchachos? A mí me secuestraron. ¡Arriba las Olimpiadas!”, tuiteó Jason Lee, un experto en artes marciales que está estudiando el jiujitsu brasileño en Río.

Lee dijo que regresaba de un torneo de jiujitsu en un automóvil alquilado cuando fue detenido en la zona norte de Río por dos hombres que vestían uniformes policiales en motocicletas. Le pidieron 2.000 reales (608 dólares) como multa, asegurando que sus documentos no estaban en orden.

Lee denunció el secuestro relámpago a la Policía Civil, pero aseguró que omitió detalles, como la matrícula del automóvil en el que supuestamente fue llevado, por “miedo” a que se venguen los secuestradores.

MIEDO DE OFICIALES. Lee contó al portal neozelandés stuff.co.nz que cuando explicó que no tenía ese dinero consigo, la policía lo escoltó a una comisaría y lo hicieron abordar un automóvil sin identificación policial para ir con uno de ellos hasta un cajero a retirar los 2.000 reales. Lee dijo que cuando fue a denunciar el episodio en una comisaría luego, un policía le dijo “hasta nosotros tenemos miedo” de los oficiales que llevaron a cabo el asalto.

La policía confirmó ayer lunes en un comunicado que Lee presentó una denuncia “sobre una supuesta detención por parte de la policía militar”.

“Estamos llevando a cabo una investigación del crimen”, indicó el comunicado.

Unos 85.000 policías y soldados son desplegados para los Juegos Olímpicos, el doble que el número utilizado en los Juegos de Londres 2012, en un esfuerzo de las autoridades para combatir el creciente crimen callejero.