25 de junio
Domingo
Muy nublado
19°
28°
Lunes
Mayormente nublado
19°
27°
Martes
Parcialmente nublado
19°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 7 de febrero de 2017, 07:49

Atenas insiste en que no cederá a "exigencias ilógicas" del FMI

Atenas, 7 feb (EFE).- El Gobierno griego insistió hoy en que no tiene intención de ceder ante las "exigencias ilógicas" que plantea el Fondo Monetario Internacional (FMI) y se mostró confiado en que hasta el próximo Eurogrupo habrá "iniciativas para desbloquear y concluir" la actual evaluación del rescate.

El portavoz del Gobierno, Dimitris Tsanakópulos, reafirmó hoy que no hay planes de reducir la base imponible personal, como reclama el FMI, ni tampoco de legislar ningún tipo de medida de forma preventiva para un periodo posterior al rescate.

"Aplicamos lo que se ha acordado, aplicamos nuestros compromisos del programa de rescate, pero sin ceder a las exigencias ilógicas del FMI", señaló Tsanakópulos en la rueda de prensa semanal del Gobierno.

El portavoz se mostró "optimista" de que próximamente habrá un acuerdo en las negociaciones para la segunda evaluación del programa de rescate, porque "todas las partes han expresado la voluntad de tomar iniciativas para conseguirlo y concluir la evaluación".

Tsanakópulos hizo estas declaraciones después de que el directorio ejecutivo del FMI analizara este lunes en Washington el informe sobre Grecia.

En la reunión se vislumbraron diferencias entre los propios miembros sobre algunas cuestiones, como señaló el FMI en un comunicado posterior.

Así, por ejemplo, algunos miembros consideran viable que Grecia pueda lograr a partir de 2018 un superávit primario del 3,5 % del producto interior bruto (PIB), como está fijado en el programa de asistencia financiera, mientras otros solo ven posible un 1,5 %.

El informe ha demostrado que "no solo hay discrepancias entre los europeos y el FMI, sino también en el seno del FMI", señaló Tsanakópulos.

En lo que no deja lugar a dudas el Fondo en su informe es que el nivel de la deuda helena es "insostenible", a pesar de que las autoridades griegas "han legislado una serie de importantes reformas fiscales, financieras y estructurales".

El directorio del FMI cree que para que la deuda vuelva a la senda de la sostenibilidad posiblemente sea necesario un "mayor alivio", pero también medidas abocadas a volver al crecimiento económico.

Entre estas figura la ampliación de la base imponible, combatir mejor la evasión fiscal y reducir la enorme cartera de créditos morosos en la banca.