22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 26 de marzo de 2017, 01:00

Ataque contra el que identificó al nazi

Luego de que el empresario judío Emilio Wolf, dueño de la Fiambrería Alemana, había asegurado en una entrevista con Última Hora que el cadáver de Federico Wegener era realmente el del buscado criminal nazi Eduard Roschmann (de quien fue víctima), dos desconocidos atacaron a balazos su local en la madrugada del sábado 13 de agosto de 1977.

El periodista César Insfrán, entonces integrante de la Redacción de ÚH, fue un testigo presencial del ataque, ocurrido a las 1.45 de la madrugada, en la esquina de Herrera e Independencia Nacional, donde se encontraba el comercio.

Insfrán describió que un automóvil Ford, de color azul y techo blanco, paró frente al local y uno de los dos ocupantes, el que estaba en el lugar del acompañante, “descendió y sin pérdida de tiempo abrió fuego contra la fiambrería. Se escucharon tres disparos y luego otros tres”.

Posteriormente, los atacantes huyeron del sitio, uno de ellos a pie y el otro con el vehículo Ford.

REACCIÓN. “Presumimos que el atentado habrá sido por las declaraciones de mi padre a los diarios, acerca de la identidad de Roschman”, dijo uno de los hijos de Emilio Wolf, tras el incidente.

El ataque causó aún mayor conmoción en el ambiente político asunceno, en torno a la muerte del criminal de guerra. “¿Actúan nazis en Paraguay”, era el título de otro artículo publicado por ÚH, en el cual se aseguraba que la comunidad judía esperaba nuevos ataques tras la muerte de Roschman en Asunción.