17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 30 de julio de 2017, 01:00

Aso San José nació en la época más antirreligiosa y hoy celebra 100 años

Vestidos de trajes regios, con corbata, camisa blanca y lentes oscuros, estimativamente 1.500 ex alumnos y estudiantes del emblemático colegio San José de la capital desfilaron ayer por la Costanera de Asunción para conmemorar los 100 años de la Asociación de Ex Alumnos.

Al frente de la fila los abanderados tomaron la posta del desfile, que al son de los tambores de la bandaliza unificaron pasos para el homenaje al primer centenario de la Asociación de Ex Alumnos del colegio, cuna de grandes líderes y figuras del país.

Los móviles del Club de Autos Antiguos del Paraguay dieron color al evento para conmemorar la creación de la asociación que se realizó el 29 de julio de 1917, 17 años después de la fundación del colegio San José.

Los ex estudiantes expresaron que es una satisfacción haber formado parte de esta casa de estudios. “Es un gran orgullo integrar una parte representativa de la sociedad paraguaya”, expresó el ingeniero agrónomo Aníbal Heisecke, ex alumno y actual presidente de la Asociación de Padres.

Rocío Pangrazio, de la promoción 2015, destacó que es una fans de su colegio. “Para mí el sanjosiano tiene que ser líder, un historiador y un amante de la patria”.

La promoción más aplaudida por los presentes fue la de 1950 a 1959, eran escasos, pero la edad no les impidió lucir espléndidos y elegantes durante su paso bordeando la bahía asuncena.

Tras el desfile, se hizo un minuto de silencio por los ex alumnos fallecidos. El padre Mario Sosa, de la iglesia San José, expresó que “el corazón sanjosiano vibra con especial emoción en este día feliz recordando los 100 años de la Asociación”.

Dosis de historia. El colegio San José pertenece a la congregación católica de los betharramitas. Nació en una época de gran virulencia antirreligiosa, en que urgía la formación de una juventud cristiana que contrarrestara a la intelectualidad joven, formada en el colegio y universidad laicos, con doctrinas nacionalistas y materialistas, abiertamente hostiles a la religión. Casi la totalidad estaba en la francmasonería o masonería y se temía que con este escenario “le aguarde a la santa religión mejor suerte”, describe en una carta monseñor Juan Sinforiano Bogarín, primer arzobispo del Paraguay.