9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 18 de julio de 2016, 14:33

Asesinan a militar guatemalteco preso por el crimen del obispo Gerardi en 1998

Guatemala, 18 jul (EFE).- El capitán guatemalteco Byron Lima, en prisión por la muerte en 1998 del obispo Juan Gerardi, fue asesinado hoy en la cárcel donde estaba recluido, informaron medios locales.

El portavoz de los Bomberos Voluntarios, Julio Sánchez, confirmó la muerte del militar Lima en la Granja Penal Pavón tras un supuesto motín, según declaraciones que le atribuye la prensa, aunque por el momento las autoridades no han brindado mayor información.

Lima fue condenado a 20 años de prisión por el asesinato de Gerardi, al igual que su padre, el coronel retirado del Ejército Byron Lima Estrada y el sacerdote Mario Orantes, quienes ya recuperar su libertad, y también el especialista Obdulio Villanueva, quien fue asesinado en 2003 durante un motín en la cárcel.

Las versiones sobre lo sucedido este lunes en la cárcel de máxima seguridad Pavón, ubicada en el municipio capitalino de Fraijanes, son muy confusas y diversas, pues en el área la señal telefónica es inexistente.

Supuestamente, hubo un motín tras una riña entre varios presos que se saldó con la muerte de Lima y otras personas no identificadas, mientras que otros reclusos fueron trasladados al Hospital Roosevelt.

El obispo Gerardi fue asesinado el 26 de abril de 1998, dos días después de presentar el informe interdiocesano "Recuperación de la Memoria Histórica (Rehmi). Guatemala: Nunca Más", en el que se documentan más de 54.000 violaciones de los derechos humanos durante el conflicto armado interno (1960-1996).

La mayoría -más del 90 por ciento- de las violaciones detalladas en el documento se le atribuyen al Ejército de Guatemala.

Las autoridades, según los medios guatemaltecos, aún no han retomado el control del centro penitenciario y algunos vídeos muestran que en las afueras de la cárcel se redobló la presencia de las fuerzas de seguridad.