9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 6 de septiembre de 2016, 23:05

ASEAN y China se reúnen en una cumbre con la disputa territorial de fondo

Vientián, 7 sep (EFE).- La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se reúne hoy con China en una cumbre sobre la que planeará la disputa territorial que varios socios del grupo mantienen con el gigante asiático en el mar de China Meridional.

El encuentro, que tiene lugar en Vientián, es una de las reuniones paralelas a la cumbre anual de líderes de ASEAN, organización que incluye a Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

La organización reanudó por la mañana las discusiones sobre cómo avanzar en la integración económica del grupo antes de reunirse con la delegación china, que está encabezada por el primer ministro, Li Keqiang.

La economía también centrará las discusiones entre ASEAN y Pekín, el mayor inversor en la región, con unos 160.000 millones de dólares en 2015, y su principal socio comercial, con un intercambio que el año pasado alcanzó los 472.000 millones de dólares.

Pero el diálogo entre ambas partes buscará también abordar las disputas territoriales en el mar de China Meridional que enfrentan a Brunei, Filipinas, Malasia y Vietnam con Pekín, además de Taiwán.

China reclama casi la totalidad de este espacio marítimo por el que circulan cada año mercancías por un valor de 5 billones de dólares (4,5 billones de euros), y que contiene grandes caladeros de pesca y potenciales yacimientos de petróleo y gas.

Filipinas y Vietnam han buscado en el pasado que la ASEAN oponga un frente común a la reivindicación china, pero lo ha frustrado en las últimas cumbres Camboya, país en el que China tiene grandes proyectos de inversión.

La Corte de Arbitraje de La Haya falló el pasado julio a favor de Filipinas y desestimó las reclamaciones históricas en el mar de China Meridional de Pekín, que rechazó la decisión y la tachó de "nula e ilegal".

En Vientián, ambas partes prevén aprobar el acuerdo alcanzado en agosto para finalizar en 2017 el marco del código de conducta que negocian desde 2010 para rebajar la tensión en esa zona, y crear una línea de comunicación de emergencia a utilizar en caso de crisis.

Los incidentes entre guardacostas y pescadores se han repetido en los últimos años en esta zona, junto a una creciente militarización por la construcción por parte de China de instalaciones de uso militar en diversos islotes.

La disputa territorial deja en un segundo plano las discusiones sobre economía de ASEAN, que el 1 de enero se constituyó formalmente como Comunidad ASEAN, un espacio de 622 millones de habitantes y un PIB conjunto de 2,5 billones de dólares.

Con esa declaración, ASEAN persigue crear un mercado y una base de producción única, con libre circulación de capital, servicios, bienes, inversión y personal cualificado.

Ayer, durante el primer día de la cumbre, los líderes de ASEAN aprobaron un nuevo plan de conectividad hasta 2025 que fijó en 110.000 millones de dólares la necesidad de inversión anual en infraestructuras en la región para respaldar el crecimiento económico.

El grupo también dio el visto bueno a un plan de cinco años dirigido a reducir las diferencias en desarrollo entre los socios del grupo y mejorar la competitividad de la región.

El bloque regional aspira con ello a crecer hasta un PIB conjunto de 4,7 billones de dólares en 2020 y a convertirse en la cuarta potencia económica del mundo dentro de 15 años.

Además de con China, entre hoy y mañana ASEAN mantendrá reuniones bilaterales y multilaterales con Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, Australia y la ONU.