11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 29 de septiembre de 2016, 08:14

Asamblea de la UNA trata por tercera vez reforma del estatuto

Se trata del tercer intento de los estudiantes de evitar la mayoría propia de cualquier estamento de los órganos de gobierno de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) mediante la modificación del estatuto.

Los asambleístas decidieron sesionar en esta ocasión en el Rectorado ubicado sobre la avenida España para evitar a los universitarios que acampan hace varias semanas en el campus de San Lorenzo.

Sin embargo, un grupo de estudiantes se trasladó el miércoles hasta Asunción donde permaneció en vigilia a la espera de la Asamblea Universitaria. En el lugar se produjeron incidentes pues policías ingresaron al predio de la UNA al igual que ayer, lo que viola la autonomía de la alta casa de estudios, denunciaron los universitarios.

Mientras se desarrolla la sesión la movilización continúa en las afueras, donde la avenida España se mantiene bloqueada.

Embed
Los manifestantes exigen que ningún estamento tenga mayoría propia en los órganos de Gobierno y para el efecto proponen 7 docentes, 4 graduados y 4 estudiantes de cada facultad para la conformación de la Asamblea Universitaria mientras que para los consejos directivos de cada unidad académica piden 3 docentes, 2 graduados y 2 estudiantes.

Tras la primavera estudiantil del 2015 que llevó a la imputación de varias autoridades y la renuncia del rector Froilán Peralta, se conformó una comisión especial que elaboró la propuesta de la nueva reforma de la UNA durante ocho meses, pero en la sesión de la asamblea realizada en agosto pasado los docentes aprobaron un documento presentado sorpresivamente por el vicedecano de Derecho, Osvaldo González.

Esta reforma solo mantiene los privilegios de las autoridades, lo que ocasionó que la movilización estudiantil se intensificara con la toma del Rectorado. En una segunda convocatoria los asambleístas se ratificaron provocando que los estudiantes de todas las facultades e institutos de la UNA vayan a paro.

Esta es la tercera oportunidad para que los asambleístas, que hasta el momento son en mayoría docentes, aprueben la reforma exigida por los universitarios.

Embed