10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 7 de octubre de 2016, 05:20

Artistas de Oriente Medio y África exponen en Beirut obras "para tocar"

Beirut, 7 oct (EFE).- Artistas de Oriente Medio, el norte de África y otras regiones del mundo exponen en la capital libanesa, Beirut, la primera muestra en la que las obras se pueden tocar, abrazar e incluso crear 'in situ'.

Bajo el título "Resistencia y Persistencia", la organización 'Art in Motion' ha reunido esculturas, instalaciones y piezas de arte conceptual hechas de materiales que duran en el tiempo y que pueden ser tocados y moldeados.

Algunas de las obras fueron realizadas en el lugar de la exposición, el jardín Sanayeh, ubicado en el oeste de Beirut, con la participación del público, que interactuó con los artistas durante su creación, explicó a Efe la encargada de la muestra, la holandesa Valerie Reinhold.

"Mientras realizaban sus obras, los artistas tuvieron la oportunidad de intercambiar sus historias, hablar de su arte y aprender de la historia de la gente", señaló la comisaria.

Reinhold aseguró que la exposición, inaugurada el pasado miércoles, iniciativa está teniendo muy buena acogida, tanto entre los beirutíes de la zona, que suelen frecuentar el jardín, como entre otros venidos de distintas partes de la ciudad para visitar la muestra y que, de esta forma, conocen por primera vez también el Sanayeh.

"La exposición está dirigida a todos y el objetivo es que la gente que no conoce el arte comience a hacerlo", agregó.

Entre las obras, todas ellas de gran tamaño, destaca una del artista palestino Abdel Rahman Katani, que creó dos árboles de olivo con alambre de espino, una metáfora del símbolo de la paz en una tierra en guerra.

Asimismo, los artistas sirios reflejan los horrores del conflicto civil, pero con un toque de esperanza, como la escultura de Mustafa Ali, que representa un hombre de grandes dimensiones tendido en el suelo, pero con los brazos estirados hacia arriba como muestra de su voluntad por levantarse y resurgir de sus cenizas.

La muestra fue inaugurada esta semana y permanecerá abierta al público hasta el 24 de octubre, y en el marco de la misma se llevan a cabo talleres de diferentes disciplinas, como uno de caligrafía árabe en el arte contemporáneo, además de encuentros y debates sobre distintos temas relacionados con la cultura.