16 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 27 de abril de 2017, 16:48

Artista denuncia con un gran mural en Bogotá el asesinato de líderes sociales

Bogotá, 27 abr (EFE).- Un gran mural de 30 metros cuadrados, pintado cerca de una de las principales arterias viales de Bogotá, denuncia desde hoy el asesinato de líderes sociales en Colombia y muestra el número de víctimas -31 personas- que han fallecido, hasta el momento, de forma violenta en 2017.

El grafiti es "un aviso, una advertencia, una llamada de atención para que el Estado ponga más atención en este tipo de asesinatos", justifica así el trabajo, en declaraciones a Efe, Andrés Montoya, miembro del colectivo Toxicómano Callejero, autor de la pintura y reconocido artista urbano.

La obra, con una gran calavera en negro dibujada sobre un traje caqui de militar, alerta sobre "el peligro de muerte" que puede suponer formar parte de movimientos sociales de desarrollo rural, ser líder comunitario o participar en la consolidación de los acuerdos de paz entre el Gobierno y las FARC.

La iniciativa de la pintada nació en la plataforma de contenidos digitales ¡Pacifista!, un portal de la editorial VICE Colombia, que, desde hace más de tres años, está comprometido con la nueva fase del proceso de paz colombiano.

El salto de la información digital a la realidad de la calle, según Camilo Jiménez, director de VICE Colombia, ha sido el motor de la propuesta.

"Tenemos un contador de víctimas en Facebook que tenía buena acogida entre la audiencia pero nos dimos cuenta que no tenía incidencia. Había que dar visibilidad al asesinato de líderes, pensamos que un mural era la mejor estrategia", explica.

Con la etiqueta #NiUnMuertoMás, la plataforma ¡Pacifista! quiere "llegar a todo el mundo" y sensibilizar sobre esta tragedia que, según organizaciones de Derechos Humanos, supone el asesinato de un activista cada cuatro días.

"Cuando empezamos a plantear con Toxicómano la pintura del mural, había 21 víctimas. Eso quiere decir que, en un mes y medio, hay diez líderes muertos más", declara Jiménez.

Por ello, durante el mes que el mural permanecerá en la carrera Séptima con la calle 67, el número de víctimas se irá actualizando sobre mural a medida que, "por desgracia", se produzcan más muertes.

Para este recuento, Jiménez utiliza los datos del programa privado Somos Defensores y con el chequeo con la organización política Marcha Patriótica.

"Siempre buscamos la confirmación con las organizaciones del Estado pero ha sido hasta ahora muy difícil, no nos responden", añade el director de la publicación.

"El país necesita información libre y gratuita, y los murales de la calle son gratis y se pueden compartir", destaca Andrés de Toxicómano, luego de haber estado subido en un andamio durante seis días para hacer este trabajo de técnica esténcil.

De momento, la obra permanece intacta con el número 31 como denuncia. Eso sí, advierte Jiménez, "si hay más víctimas, Toxicómano irá con brocha y rodillo a cambiar la cifra".