24 de junio
Sábado
Parcialmente nublado
19°
29°
Domingo
Muy nublado
18°
28°
Lunes
Mayormente nublado
18°
27°
Martes
Muy nublado
18°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 12 de febrero de 2017, 01:00

Armas, bancos, energía; la era Trump desarma lo que Obama reglamentó

AFP, POR IVAN COURONNE

WASHINGTON - EEUU

De las armas a las finanzas, de la contaminación al metano; mano a mano con la mayoría republicana en el Congreso, el presidente Donald Trump desarma reglamentaciones impuestas por Obama y repudiadas por las empresas.

Apenas pisó la Casa Blanca, el magnate republicano congeló toda nueva reglamentación a punto de ser finalizada y ordenó que por cada reglamentación nueva otras dos sean suprimidas.

“Creemos posible eliminar el 75% de las regulaciones”, dijo el mandatario ante empresarios en el Salón Oval el 23 de enero.

Aunque sus consignas son algo vagas, de todas formas muestran la voluntad de los republicanos de responder a demandas de grupos de presión que volcaron cientos de millones de dólares en cabildeo y financiamiento de campañas electorales.

“En la administración Trump, cada día es Navidad para las grandes empresas”, dijo a AFP Rober Weisman, presidente de la oenegé Public Citizen que cuestionó ante la justicia los decretos de Trump contra los reglamentos.

En los hechos, Trump puede retardar o reexaminar, pero no puede anular a golpe de lapicera reglamentos vigentes durante muchos años.

Por ello, los republicanos desempolvaron una ley de 1996 que les permite, por un voto, revocar toda reglamentación finalizada en los últimos seis meses de la administración anterior.

De esa forma ya derogaron: una prohibición de verter en los ríos los residuos de la extracción de carbón; una norma anticorrupción que obligaba a las petroleras a declarar todo pago a gobiernos extranjeros; incluyendo impuestos y royalties.; la obligación de las petroleras de reducir las fugas de metano de sus pozos. También derogaron la prohibición de vender armas de fuego a personas que cobran subsidios por problemas mentales.

De su lado, el propio Trump firmó contra la reforma al sistema financiero de la ley Dodd-Frank adoptada tras la gran recesión de 2008-09 y también derogó la norma que obligaba a los consejeros financieros a obrar en favor de sus clientes.

El objetivo de las derogaciones es idéntico: menos reglamentaciones significan menos costos para las empresas y, en consecuencia, para sus clientes.

Todo ese arsenal de reglamentos estaban en la lista negra de organizaciones empresariales poderosas como la Cámara de Comercio de Estados Unidos o Freedom Partners. Ambas entidades acusaron a la administración de Barack Obama de imponer costos excesivos a las compañías, especialmente, en lo que hace al medioambiente.