2 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 26 de julio de 2016, 18:35

Argentina reactiva la entrega "puerta a puerta" de las compras en el exterior

Buenos Aires, 26 jul (EFE).- El Gobierno argentino presentó hoy "los nuevos procedimientos para recibir envíos desde el exterior, para uso o consumo personal", que posibilitarán "el retorno del sistema puerta a puerta", el cual había sido restringido durante el mandato de Cristina Fernández (2007-2015).

El Ministerio de Producción y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunciaron hoy los detalles del nuevo régimen, por el que en Argentina se comenzarán a recibir envíos para consumo personal al ingresarlos al país tanto por el Correo Oficial como por servicios de 'couriers'.

Como parte de una política restrictiva de las importaciones, el anterior Gobierno, encabezado por Fernández, impuso la obligatoriedad de solicitar licencias para este tipo de compras, que tenían que ser aprobadas mediante el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI).

Esto suponía que cuando un residente en Argentina realizaba la compra de un producto en el exterior a través de comercio electrónico, al momento de ingresar la mercancía al país quedaba retenida en la aduana y el comprador debía presentarse allí y realizar un engorroso trámite.

"Creemos que es lógico que en un mundo globalizado podamos recibir en nuestra casa algo que compramos a cualquier lugar del mundo y todo ello al tiempo que realizamos los controles aduaneros correspondientes. Control ya no es más sinónimo de trabas", dijo hoy el titular de la AFIP, Alberto Abad.

"Las personas tienen la libertad de comprar en el mundo por un monto de dinero razonable, el Estado recauda casi la mitad de lo que se importa, se introduce competencia de manera muy medida y sostenida en el tiempo que favorece al consumidor y no descuida a la producción nacional", explicó el secretario argentino de Comercio, Miguel Braun.

Con el nuevo régimen, si el envío se recibe a través del Correo Argentino, el ciudadano deberá ingresar en la página web de AFIP el número de seguimiento del envío que proporciona el correo, declarará el valor y la descripción del o los productos recibidos.

Cuando se valide ese registro, se generará también en forma automática un "volante electrónico de pago" por los conceptos y valores que corresponda abonar, informaron los dos organismos en un comunicado conjunto.

En ese sentido, los envíos cuyos valores sean de hasta 25 dólares se encuentran exentos de abonar un tributo, un beneficio que se da solo una vez por año calendario y por persona.

Una vez que el comprador paga el impuesto, si el envío no supera los dos kilogramos y su valor es inferior a los 200 dólares, podrá recibirlo en su domicilio.

Si el peso del envío es mayor a dos kilogramos y/o el valor de la compra supera los 200 dólares, el comprador recibirá una notificación del correo y deberá retirar el producto en una sucursal.

En el caso de los envíos que se realicen a través de Prestadores de Servicios Courier, serán esas empresas de mensajería las encargadas de realizar la declaración de los productos y sus valores y las responsables del pago ante la AFIP.

"Esta modalidad podrá ser utilizada sólo 5 veces, por año calendario y por persona, en envíos de hasta 50 kilogramos valuados en un importe inferior o igual a 1.000 dólares, siempre que se conformen por hasta 3 unidades de la misma especie y no se presuma una finalidad comercial", dice el comunicado.

Después de recibir el envío, el comprador tendrá 30 días para ingresar al sitio web del Fisco argentino y confirmar la recepción.

En tanto, libros, impresos y documentos serán liberados mediante la modalidad puerta a puerta sin la exigencia de confeccionar ningún tipo de declaración, cuando ingresen a través del Correo Oficial.

Con los nuevos procedimientos, se eliminará la necesidad de realizar trámites presenciales para los envíos habilitados para el servicio puerta a puerta, un sistema que había provocado "incomodidad y que miles de paquetes quedaran abandonados", dice el comunicado.