11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 16 de noviembre de 2016, 15:53

Argentina endereza el año pero sigue siendo irregular e impredecible

Buenos Aires, 16 nov (EFE).- Las sorpresivas derrotas en casa ante Paraguay y Ecuador, o la goleada encajada en su visita a Brasil, y las victorias reparadoras a expensas de Uruguay y Colombia evidencian que el rendimiento de Argentina en las eliminatorias sudamericanas es tan irregular como impredecible.

A falta de seis jornadas, con 19 de 36 puntos posibles, Argentina termina el año en la quinta posición, que da derecho a jugar una repesca ante un rival de Oceanía.

La Albiceleste comenzó su andadura en las eliminatorias con derrota por 0-2 ante Ecuador el 8 de octubre de 2015, con Gerardo Martino en el banco y sin su capitán Lionel Messi por lesión.

En la segunda jornada Argentina igualó sin goles en Asunción con Paraguay y quedó en el séptimo puesto. Luego vino Brasil, el 13 de octubre de 2015. El equipo entonces dirigido por Dunga empató 1-1.

Con Martino contra las cuerdas y sin Messi en la cancha la Albiceleste jugó uno de sus mejores partidos cinco días después. Se impuso por 0-1 a Colombia en Barranquilla con gol de Lucas Biglia.

Argentina finalizó tras esta doble jornada en la sexta posición.

Messsi jugó su primer partido de las eliminatorias de 2018 el 24 de marzo y lideró la victoria a domicilio sobre Chile por 1-2 con goles de Ángel Di María y Gabriel Mercado.

Mercado y Messi garantizaron el triunfo por 2-0 sobre Bolivia.

Argentina era tercera, al cabo de seis jornadas, pero la nueva pérdida de la final de la Copa América ante Chile rompió la calma.

Messi renunció a la Albiceleste y con él Martino. Se abrieron las puertas para la llegada de Edgardo Bauza, quien se ocupó primero de traer de vuelta al astro del Barcelona.

Argentina superó a Uruguay por 1-0 con gol del capitán, y alcanzó la cima de las eliminatorias sudamericanas el 1 de septiembre. Cinco días después, y sin el capitán, nuevamente por una lesión, fue sorprendida por Venezuela, que ganaba por 2-0 y no se llevó el triunfo gracias a los goles de Lucas Pratto y Nicolás Otamendi.

Argentina cayó al tercer puesto.

En las jornadas del 6 y el 11 de octubre Argentina dejó valiosos puntos sin Messi. Empató en su visita a Perú 2-2 y en casa perdió por 0-1 ante Paraguay. El equipo cayó al quinto puesto.

El 10 de noviembre le esperaba Brasil en Belo Horizonte y nada pudo hacer Messi para impedir la goleada por 3-0.

Días antes la FIFA quitó cuatro puntos a Bolivia por la inclusión indebida de un jugador. De carambola Chile superó a Argentina en la clasificación al dejarla en la sexta posición.

La goleada parecía la punta del iceberg de una crisis interna, y dio paso a un estallido de críticas contra el trabajo del entrenador y el nivel de varios jugadores que hasta entonces parecían intocables: Javier Mascherano, Ángel Di María, Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín y Ezequiel Lavezzi.

La goleada a Colombia resultó ser un revulsivo y dejó a los argentinos en el puesto de repesca. Argentina salvó el curso pero no termina por despejar las dudas.

Sebastián Meresman