7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 18 de julio de 2016, 21:40

Argentina borra las "fronteras sociales" y lleva la Feria del Libro Infantil a una villa marginal

Buenos Aires, 18 jul (EFE).- La Feria del Libro Infantil y Juvenil de Buenos Aires llega desde hoy por primera vez a los más pequeños de una de las zonas más desfavorecidas de la capital, la villa (asentamiento) 21 y 24, con el fin de "borrar las fronteras" sociales, dijo el Ministro de Cultura argentino, Pablo Avelluto,

Con motivo de las vacaciones del invierno austral, la Casa Central de la Cultura Popular de esa villa, ubicada en el barrio de Barracas, se une hasta el 31 de julio al Centro Cultural Kirchner, en el centro de la ciudad y al recinto de Tecnópolis, en el norte, como sede de la vigésimo sexta edición de la feria.

Esta nueva sede, que depende del Ministerio de Cultura, tratará de "borrar las fronteras sociales, geográficas y culturales de los distintos sectores de la sociedad bonaerense", aseguró a Efe Avelluto, que señaló que el espacio "unificará la cultura de la periferia y la del centro".

Este lunes se celebró la apertura de actividades con la presencia de diversas autoridades nacionales y locales, así como con la visita de numerosas familias con niños y adolescentes de la zona.

El espacio más íntimo de este emplazamiento es una sala donde, bajo una luz tenue que simula el dormitorio de un niño antes de dormir y mediante unos auriculares, suenan audiolibros con la voz del escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984).

Además, al ser jóvenes con pocos recursos, el auditorio del centro les ofrece la posibilidad de disfrutar de las películas infantiles más taquilleras de los últimos años con 'pochoclos', nombre con el que los argentinos califican a las palomitas de maíz.

Otra de las novedades se encuentra en la biblioteca, que este año regalará los libros por los que los niños muestren interés especial mientras son aconsejados por los colaboradores del centro, que actuarán como asesores entre las obras y los jóvenes.

Con el fin de hacer de esta feria en general un lugar para todos los públicos, desde el Centro Cultural Kirchner se han habilitado autobuses que trasladarán a los visitantes de una sede a otra.

La Casa Central de la Cultura Popular, localizada en la Villa 21 y 24, es un espacio creado en el 2013 para enriquecer culturalmente a los residentes de esta zona marginal de la capital argentina.

Este centro se convirtió entonces en el primer edificio público con carácter cultural construido en una villa de emergencia, y cada semana auspicia diversos talleres así como clases de danza, informática, lectura y arte.

Así, el director de la casa, Gustavo Ameri, explicó que la mayoría de los voluntarios que ayudan a los niños en los talleres son vecinos de la Villa.

"Algunos de los voluntarios llegaron inicialmente como obreros para ayudar a la construcción del centro y ahora se han formado para trabajar aquí", transmitió Gabriella Sennes, coordinadora de exposiciones del Centro.

Avelluto afirmó que se encuentra "trabajando con otros ejes del Gobierno" para la creación de nuevos centros sociales en zonas marginales de Buenos Aires.