7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 17 de agosto de 2016, 15:49

Argentina asegura no haber recibido presiones por su voto en el Mercosur

Buenos Aires, 17 ago (EFE).- La canciller de Argentina, Susana Malcorra, aseguró hoy que el país austral no ha recibido "ningún tipo de presión de nadie" para posicionarse en el traspaso de la presidencia del Mercosur, bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

"Argentina no ha recibido ningún tipo de presión de nadie. Nosotros somos firmes creyentes en el Mercosur", explicó la canciller durante una rueda de prensa convocada en Buenos Aires tras recibir a su par danés, Kristian Jensen.

"Estamos trabajando mucho para lograr que este impasse que hay en el Mercosur por la presidencia se resuelva y se resuelva rápidamente", prosiguió.

El traspaso de la presidencia de Mercosur, que por turno correspondería a Venezuela, generó un conflicto en el bloque, intensificado después de que Uruguay denunciara en una comisión parlamentaria que Brasil quiso comprar su voto para que se posicionara contra el país que gobierna Nicolás Maduro, según las actas de la sesión.

Por su parte, el presidente venezolano se declaró recientemente "en batalla" contra la "triple alianza golpista de ultraderecha", en referencia a Argentina, Paraguay y Brasil, por la defensa del "derecho" de su país a presidir el bloque.

"Hay algunas cuestiones que a mí no me gusta dirimir a través de la prensa y lo que tenemos que hacer es reforzar el Mercosur, salir adelante de este impasse y avanzar", remarcó Malcorra hoy.

En ese sentido, la canciller argentina puso su objetivo en las negociaciones con la Unión Europea, pero también en lograr un bloque "más fuerte" y "sólido" que "integre realmente" sus economías y se convierta en "la mejor forma de llegar al mundo".

Argentina, Paraguay y Brasil consideran que, pasado el plazo de cuatro años que la entidad dio a sus socios para adaptarse a las normas del Mercosur, si Venezuela todavía no adquirió dichos estatutos no podría asumir la presidencia semestral.

Esta cuestión está actualmente bajo análisis en el bloque, ya que la alianza fija las necesidades a cumplir por los miembros pero no determina exactamente la forma en que deben manejarse los incumplimientos.

Malcorra aseguró que hay una serie de alternativas que se están evaluando hasta el próximo 23 de agosto, fecha de fin del plazo para analizar la situación de Venezuela, pero que el fin debe ser "solidificar el Mercosur, y unificar discusiones es parte de esa solidificación", concluyó la política.