28 de julio
Viernes
Despejado
18°
31°
Sábado
Despejado
19°
31°
Domingo
Despejado
19°
32°
Lunes
Mayormente nublado
18°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 5 de agosto de 2016, 02:00

Aplazo de reforma en UNA enciende mecha de otra revuelta universitaria

El Consejo Superior Universitario decidió tratar recién dentro de dos meses la propuesta de reforma del Estatuto de la UNA. Ante este revés, los estudiantes se preparan para reeditar protestas del año pasado.

Una mayoría en el Consejo Superior Universitario (CSU) resolvió ayer posponer el estudio de la propuesta de reforma del Estatuto de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

Para el estamento estudiantil, esto constituye una derrota en virtud a que pretendían que la iniciativa se apruebe antes de las elecciones de consejos directivos de las 12 facultades de la UNA, a realizarse en octubre próximo.

"Es una clara maniobra de dilatación de los procesos, de la misma forma en que hicie- ron con los decanatos, para operar y apurar para poder meter a su gente quieren hacer con el consejo directivo", disparó Fernando Krug, estudiante de la Facultad de Filosofía.

Más tiempo. Los integrantes del Consejo votaron tres propuestas: posponer por uno, dos o tres meses el tratamiento de la reforma estatutaria.

La segunda obtuvo 14 votos, en tanto que la tercera, 13. La primera solo 6 adherentes.

Para leer y analizar 50 páginas, los integrantes del Consejo Superior precisan de poco más de dos meses.

Esto indignó al grupo de estudiantes que aguardaban resultados favorables en la antesala al recinto del Rectorado, donde tuvo lugar la sesión ordinaria del CSU.

"Probablemente lo que pretenden es encajonar esta propuesta que busca lograr una estructura mucho más transparente, mucho más democrá- tica y eficiente de la universidad", subrayó.

La propuesta del estudiantado de que se tomen 8 días para analizar tuvo cero votos.

Escrache. Momentos de tensión se registraron una vez conocida la decisión del plenario de consejeros. La mayo- ría se tomó su tiempo para salir de la sala, cerca del mediodía, por temor al escrache que le tenían preparado los universitarios.

"Son una vergüenza para la UNA". "Son un obstáculo para que la universidad cambie de verdad", vociferaban a los miembros del Consejo.

La Comisión Especial para la Reforma del Estatuto de la UNA (Reuna) se presentó en el despacho del Rectorado el 27 de julio pasado. "Nosotros les propusimos una semana, fuimos bastante concesivos. Les dijimos, tómense una semana para leer la propuesta, traer sus modificaciones, y ellos piden dos meses", apuntó Krug.

La mencionada comisión especial, que trabajó durante ocho meses en la elaboración del documento de reforma, tenía en su interior a consejeros y asambleístas.

"Buscan dilatar esto porque con la propuesta de reforma se estaría avanzando hacia una universidad con mayores criterios de transparencia, mayores criterios de control y mayores criterios democráticos", enumeró el universitario.

Ante este traspié, se reabren las puertas de una nueva revuelta estudiantil similar a la de setiembre del 2015, según afirmaron indignados representantes de las doce unidades académicas de la UNA.

Embed