17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 17 de abril de 2017, 19:18

Aplazan el testimonio en juicio de las campesinas peruanas violadas por militares

Lima, 17 abr (EFE).- El tribunal peruano que juzga el caso Manta y Vilca, el primero del país en que la acusación denuncia violaciones sexuales de militares a campesinas como crimen de lesa humanidad, suspendió hoy la audiencia donde iban a testificar las víctimas por la ausencia de uno de los abogados de los acusados.

El Colegiado B de la Sala Penal Nacional de Perú reprogramó la audiencia en la que por primera vez iban a intervenir en el juicio dos de las nueve denunciantes para relatar ante los magistrados cómo fueron violadas en 1984 en los municipios de Manta y Vilca, situados en la región de Huancavelica, en los Andes centrales de Perú.

Las violaciones, algunas de ellas con la participación de varios militares de manera simultánea, fueron denunciadas en el marco del conflicto interno acontecido desde 1980 hasta 2000, que enfrentó a las fuerzas armadas y de seguridad de Perú con los subversivos de Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

En los exteriores de la Sala Penal Nacional, donde las audiencias del juicio transcurren de manera reservada sin acceso a medios de comunicación, decenas de personas se manifestaron para reclamar agilidad y transparencia en el juicio.

El plantón fue organizado por la ONG feminista Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Demus), que patrocina a tres de las nueve denunciantes, y cuya directora, María Ysabel Cedano, consideró lamentable que la audiencia se postergue y se prorrogue así la angustia de las víctimas.

"Es lamentable porque esto lo único que hace es que tengan que exponerse a la angustia de la espera de sus interrogatorios, y a tener que ver a sus presuntos violadores ahí, que las miran de manera desafiante", dijo Cedano.

Al plantón también asistieron la viceministra de la Mujer, Russela Zapata, y las congresistas del Frente Amplio de izquierdas Tania Pariona y Marisa Glave.

En el juicio están procesados 14 militares, pero solo la mitad está presente en las audiencias, ya que hay siete que se encuentran en paradero desconocido.

El caso Manta y Vilca fue investigado inicialmente por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR), en cuyo informe concluyó que "los soldados acostumbraban a incursionar en la comunidad y violar sexualmente de las mujeres en sus casas o en la base militar".

El informe destacó el caso de Amalia Tolentino, quien junto a una niña de 13 años "fueron violadas por 10 y 15 soldados, respectivamente".

El conflicto interno de Perú causó la muerte de unas 69.000 personas, la mayoría de ellas a manos de Sendero Luminoso, según el informe final de la CVR.