9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
domingo 10 de julio de 2016, 01:00

“Antes se robaba grande”

Por Guido Rodríguez Alcalá
Por Guido Rodríguez Alcalá

Olvidando a Cervantes, puedo aceptar la reciente afirmación de Horacio Cartes: "Antes se robaba grande", sin aceptar por eso que (hablando el mismo idioma) ahora se robe chico. No sé qué decir de la afirmación del senador Petta: Cartes estuvo preso por lavado de dinero. Según sus propias afirmaciones, Cartes estuvo preso a causa de la persecución política de Stroessner; sin ser stronista, no me parece razonable echarle la culpa de todo al difunto dictador, que se puso furioso al enterarse de la evasión de divisas de 1984, donde no tuvo ninguna participación; otros sí que la tuvieron.

Chiqui Ávalos, en su libro La otra cara de HC (Asunción: 2013), dice que Cartes fue procesado por evasión de divisas; falsificación de instrumentos públicos y privados, falsedad ideológica de operaciones de importación y estafa; homicidio culposo y violación de correspondencia; esos procesos han terminado por sobreseimiento libre o por extinción de causa (páginas 236 y 237).

Después de leer el libro de Ávalos, quise saber más sobre aquellos procesos, pero no encontré gran cosa: aparentemente, han desaparecido de los archivos del Poder Judicial (ya he comentado el asunto en un artículo anterior). Quedan algunas referencias en la página web de la Corte Suprema de Justicia www.csj.gov/jurisprudencia. Allí aparece el acuerdo de la CSJ número 383, del 14 de agosto de 2000, que sobresee (absuelve) a Cartes en el proceso por falsificación de instrumentos públicos y privados, y falsedad ideológica de operaciones de importación y estafa.

El doctor Felipe Santiago Paredes, entonces miembro de la Corte Suprema, afirmó que no correspondía el sobreseimiento, ya negado en 1991, en primera y en segunda instancias por los autos interlocutorios números 1012 del 8/7/91 y 376 del 24/12/91. Sin embargo, se concedió el sobreseimiento en 1995, por autos interlocutorios de primera y de segunda instancias, números 1245 del 25/8/95 y 58 del 26/4/96. Estas dos resoluciones posteriores y favorables no desmintieron ciertas probanzas del expediente: Cartes tenía participación, y no como un simple empleado, en una empresa llamada Humaitá, que envió a Nueva York en forma ilícita más de quince millones de dólares, según informaciones de la Interpol.

Al disponer el sobreseimiento de Horacio Cartes, la Corte Suprema no tuvo en cuenta el voto disidente del doctor Paredes, concordante con los de sus colegas Gill Paleari e Irala Burgos. Por mayoría, la Corte absolvió a Horacio Cartes con el acuerdo número 383, del 14 de agosto de 2000. Pero ¿dónde está ese acuerdo en la página web de jurisprudencia de la CSJ? Si uno lo busca en www.csj.gov/jurisprudencia con el nombre "Cartes Jara", aparece el acuerdo 766, donde solo se menciona el 383. Si uno lo busca por el número (383 del 2000) no se encuentra nada. Si uno va a "búsqueda libre" o "búsqueda temática" tomando fechas (por ejemplo, de agosto a setiembre), aparece un listado de resoluciones de la CSJ, que pasa del número 382 al número 384; donde debiera estar el número 383, aparece el 374, que se refiere al caso de "La Burrita SA de Transporte". Aunque falte orden, no falta sentido del humor en la burocracia judicial.