4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 26 de julio de 2016, 01:00

Ansbach, una ciudad sacudida por suicidio que pudo ser matanza

EFE

ANSBACH - ALEMANIA

La ciudad bávara de Ansbach quedó sacudida por la explosión provocada por un suicida sirio de 27 años, que podría haber derivado en una matanza si este hubiera logrado su objetivo: acceder a un concierto al aire libre con miles de asistentes.

El corazón del casco antiguo de esa localidad de apenas 40.000 habitantes, a 40 kilómetros de Nuremberg, aparecía cruzado por cordones policiales en las inmediaciones de la plaza donde la banda pop alemana Joris actuaba ante 2.500 aficionados, último día de su Festival Open 2016.

Una detonación a las 22.10 local puso fin a la fiesta, entre escenas de pánico que afortunadamente no contribuyeron a agravar la situación, por lo que hasta ahora se sabe. “Hemos estado muy, muy cerca del baño de sangre que todos temen en Alemania”, comentó Julius Dreichmeier, un panadero de 35 años, indicando el cruce de calles donde ayer pretendió acceder al recinto el presunto atacante, que además de provocar su propia muerte dejó 12 heridos. No logró acceder a la fiesta porque no tenía entrada: “Entre 35 y 55 euros costaba el tique”, apuntó el panadero, que sí había estado ahí el día anterior. Según este vecino esa era la cantidad que marcó la diferencia entre una sacudida por un atentado suicida en la ciudad y una tragedia, a saber con cuántas víctimas.

Ansbach, una bonita población bávara, pero sin mayor resonancia fuera de la región, se convirtió así en el tercer escenario del horror en menos de una semana, los tres en Baviera, tras Würzburg, otra ciudad de provincias, y la capital, Múnich.