28 de marzo
Martes
Despejado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Muy nublado
21°
32°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 14 de enero de 2017, 02:00

ANR complica el acceso de la gente a firmas pro reelección

La ANR no cumplió con su promesa de facilitar el acceso a la planilla de firmantes a favor de la reelección y en su lugar complicó esa tarea que debería ser una operación simple para realizarla a través del teléfono celular o la computadora.

En la web www.anr.org.py se debe hacer clic en el cuadro “Que la gente decida”, el cual dirige a un formulario que hay que llenar con el número de cédula, fecha de nacimiento y número de registro cívico.

Ese último requisito complica la búsqueda del ciudadano, ya que para conocer ese dato debe ingresar al Registro Cívico Permanente (RCP) a través de la web del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), www.rcp.tsje.gov.py y el número del registro cívico no figura como tal, sino como número de boleta.

En el RCP se debe consignar el número de cédula y la fecha de nacimiento y ahí se conocen los datos del lugar de votación. Más abajo figura la fecha de inscripción, el número de talonario y de boleta. Ese último es el dato que solicita la ANR.

Al obtener el número de registro cívico y consignarlo en la web, se abrirá un cuadro que menciona “su derecho a decidir está confirmado”, en caso de que la persona haya firmado la planilla. De lo contrario aparece un formulario para completar en caso de que la persona esté interesada en sumarse al pedido de reelección vía enmienda, con lo cual los apoderados se pondrán en contacto para hacerle firmar. La búsqueda de estos datos no solamente complica a la ciudadanía, sino también a los funcionarios del TSJE y de la ANR, quienes al ser consultados sobre el tema y por qué pedían el número del RCP no sabían cómo responder.

El apoderado Eduardo González indicó que el formulario se hizo de esta forma porque las firmas “son confidenciales” y que solamente la persona interesada en saber si su firma quedó registrada puede saberlo.

Pedro Alliana y el apoderado Wildo Almirón habían prometido que la prensa iba a poder acceder a las planillas digitalizadas; sin embargo, tal cosa no ocurrió. Incluso, Almirón indicó que se iba a contar con un “informe político” con los detalles de todos los sectores que firmaron. Los mismos afirman que un poco más del 10% de los funcionarios firmaron las planillas, con lo cual intentan minimizar las denuncias de la oposición sobre la obligatoriedad de la firma.