8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 27 de agosto de 2016, 06:29

Andrés Orozco-Estrada y Juan Diego Flórez juntos en el Festival de Salzburgo

Salzburgo (Austria), 27 ago (EFE).- El maestro colombiano Andrés Orozco-Estrada, el tenor peruano Juan Diego Flórez y la Filarmónica de Viena estrenan esta noche en el Festival de Salzburgo una versión en concierto de "Il Templario", una ópera poco conocida y raramente representada del compositor alemán Otto Nicolai (1810-1849).

"Descubrir una ópera es una cosa extraordinaria y es justo lo que nosotros estamos haciendo con 'Il Templario', es una obra nueva para todo el equipo", explicó Flores poco antes del estreno en un encuentro con la prensa.

Fue precisamente por iniciativa del tenor peruano que la Filarmónica de Viena interpretará por primera vez fuera de la capital austríaca una obra de su propio fundador.

Nicolai fundó la ahora afamada orquesta vienesa en 1842, antes de volver a su Prusia natal, donde dirigió a partir de 1847 la entonces Ópera Real de Berlín hasta su muerte dos años más tarde.

"Andrés es un director fantástico y que está haciendo un gran trabajo al armar la producción desde cero", destacó con admiración el tenor peruano, nacido en Lima en 1973.

En una entrevista concedida a Efe en Salzburgo, Orozco-Estrada también se mostró entusiasmado y con el elenco que actúa en esta producción.

"Todo lo que se hace en Salzburgo es único, interpretar con la orquesta la música de su creador aquí es algo muy especial. Con este concierto queremos rendirle honor a esa gran obra", confesó.

"El hecho de estar haciendo una ópera prácticamente desconocida le da un interés adicional", aseguró el director colombiano.

"La estamos redescubriendo, lo cuál siempre representa mucha más emotividad y nos da más ganas de hacerlo", agregó.

El interés del exclusivo público del Festival austríaco es enorme y todas las localidades para las dos funciones (hoy y el día 30 de agosto) en la principal sala del certamen, la Grosses Festspielhaus, ya están agotadas desde hace días.

"Armar una ópera en versión de concierto requiere de mucho esfuerzo, no hay escenografía que nos respalde. Contamos la historia a través de la música, que a su vez, tiene que tener una gran fuerza para que sea convincente", explicó Orozco-Estrada, nacido en Medellín en 1978.

"Il templario" es una ópera en tres actos con libreto de Girolamo Maria Marini basado en la novela de Walter Scott, "Ivanhoe".

Fue estrenada en el Teatro Regio de Turín en 1840, época en la que logró un gran éxito, para después caer en el olvido por más de un siglo.

Es una obra que reúne lo mejor de dos mundos de la ópera, el bel canto y la escuela alemana.

"La música de la ópera es un poco diferente pero muy bella, es una combinación de estructuras italianas y alemanas que la hacen única", explicó Orozco-Estrada.

La trama se basa en dos historias de amor bajo el contexto histórico de la conquista normanda de Inglaterra.

El personaje de Vilfredo d'Ivanhoe, interpretado por Flores está enamorado de Rovena, representada por la soprano austriaca Kristiane Kaiser.

Mientras que Briano di Bois-Guilbert, cantado por el barítono italiano Luca Salsi, busca conquistar a Rebecca, una joven judía interpretada por la mezzosoprano francesa Clémentine Margaine, que no corresponde a ese amor porque está enamorada de Vilfredo.

"El repertorio requiere de voces muy altas, sobre todo la del tenor y Juan Diego cumple con ese estilo, justo con el tipo de voz que se necesita", explicó el colombiano.

"Contar con la presencia de un gran solista como él, le da un toque más maravilloso y grande al concierto", aseguró Orozco-Estrada.

Además, el reparto cuenta con la participación de el bajo rumano Adrian Sâmpetrean, en el papel de Cedrico il Sassone, del tenor austríaco Franz Supper, como Isacco di York, y del barítono mexicano Armando Piña, como Luca di Beaumanoir.

"Todo el elenco es maravilloso, los cantantes tienen momentos muy divertidos y otros muy virtuosos. La interpretación tiene un toque muy propio, encierra cosas muy inesperadas", concluyó el colombiano.

Al inicio del Festival de este año, Orozco-Estrada fue el encargado de sustituir al fallecido director de orquesta austríaco Nikolaus Harnoncourt, en un concierto del ciclo "Obertura Espiritual" al frente del ensamble Concentus Musicus Wien con una interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven.

"Es un honor para mi reemplazar al maestro (Harnoncourt) con su propio elenco en Salzburgo. Es una gran alegría y una gran responsabilidad que me llena de mucha emoción", concluyó el maestro colombiano, de 38 años de edad.

Alejandra Silva