6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 15 de agosto de 2016, 01:00

Analista apunta como negativa la imagen de patrón que tiene Cartes

El analista político y sociólogo José Carlos Rodríguez Alcalá hizo un balance de los tres años de gobierno del presidente Horacio Cartes, apuntando una falta de figura y discurso político como aspecto negativo.

Rodríguez considera que “tenemos un oficialismo colorado que parece empleado de su líder, y una oposición llanista y franquista (PLRA) satélite, que no quiere hacer lío, como dice el Papa, porque en su breve periodo gubernativo cometió tales irregularidades que necesita un poder indulgente que no le pase la factura”. Todo eso configura una democracia política de baja calidad, en opinión del analista.

También apunta que hasta ahora el presidente niega su voluntad de reelección, pero eso es cada vez menos sólido, ya que sus partidarios están dando más y más riendas al asunto. Rodríguez considera que eso complicará la segunda mitad de su mandato, tal como le ocurrió a sus antecesores.

Economía. Si bien apunta como un aspecto positivo, el crecimiento económico en medio de un tiempo de crisis, donde señala que estamos mejor que los países del vecindario y de muchos otros, Rodríguez no deja de apuntar que se recurre en demasía a los préstamos.

Explica que como se trata de un Gobierno conservador, no quiere tocar el tema impositivo ni la tremenda injusticia fiscal. Alega que por ello se recurre a los préstamos (bonos), en disminuir el patrimonio del Estado “que tiene lo que posee, menos lo que debe”.

Indica que no existe progreso en relación con los problemas de siempre, como la reforma agraria, fiscal, educativa, industrial y, en general, la diversificación, “eso no se mueve”, apunta para agregar que “la economía es latifundista, y ecológicamente destructiva”.

Como aspecto positivo, apunta que no empeoraron la pobreza ni la extrema pobreza, debido a los programas aplicados.

Sin embargo, agrega que no hay una prosperidad generalizada, y que los que crecen son los que más tenían. Los demás mejoran poco o nada.

Otro elemento positivo es la inversión en infraestructura, así como el apoyo a la ciencia, las becas Carlos Antonio López, y el dinero para los investigadores.

Según el analista, eso puede crear una nueva generación de jóvenes con otra mirada.

En favor del gobierno de Cartes, señala además los aciertos en las negociaciones con los movimientos sociales, con los estudiantes, tanto universitarios como secundarios, así como con la dirigencia campesina y cooperativista.

No cambian. En el balance negativo figura la inseguridad, la insurgencia, y la mafia. “Parecen estar peor, hay un esfuerzo contra la corrupción pequeña. Pero la grande, que tiene que ver con el déficit de la administración de la justicia, ahí no se espera gran cosa”.

Finalmente, señala un tema reincidentemente negativo que son las metidas de pata en sus mensajes a la ciudadanía.