17 de agosto
Jueves
Parcialmente nublado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Revista Vida
lunes 13 de febrero de 2017, 11:32

Amores de hoy

Existe la percepción de que actualmente son mayores los obstáculos que una pareja debe afrontar para mantener su amor. Vida recurre a los consejos de una experta para entender el fenómeno y saber cómo lidiar con los desafíos que imponen las nuevas formas de relación.
Por Carlos Darío Torres
Fotos: Fernando Franceschelli

Ponerse de novios, casarse, tener hijos y estar juntos hasta que la muerte los separe, nunca fue un camino sin opciones para mujeres y hombres. Pero en la actualidad, las relaciones alternativas de pareja parecen ser más numerosas que en cualquier otra época de la historia de la humanidad, por elección o por necesidad.
"Hoy existen diferentes modos de relación, así como hay distintos tipos de familias. Muchas variables se introdujeron para que los vínculos no sean tan convencionales como en el pasado. Por ejemplo, la facilidad de viajar, las tecnologías de la comunicación a un costo mínimo y la globalización, que facilita tener empleos que te movilizan a distintas partes de un país o del mundo", afirma la psicóloga Marllam Mohtadi.
Amar a distancia
Lo que generalmente ocurre cuando una persona abandona a quien ama, porque va a estudiar, a hacer un posgrado o a trabajar para ahorrar dinero, es que al final vuelve. Separarse por un tiempo es algo que ahora les pasa a menudo a las parejas. Esta forma de relación tiene sus bemoles y enfrentar los inconvenientes que acarrea exige una mayor comunicación entre los miembros de esta sociedad.
"Lo que se recomienda, cuando hay distancia, es que la pareja sepa cuánto tiempo va a estar separada y que esta sea una situación temporal, porque estar a distancia eternamente, sin verse, y pensar que la relación se va a mantener, no es muy realista. Estar siempre separados y nunca convivir abre muchas posibilidades de que la construcción de la relación sea difícil, porque si bien la comunicación es mucho más fácil hoy en día, no es lo mismo que estar juntos", agrega Mohtadi.
La separación forzada requiere comunicación entre los integrantes de una pareja y la adaptación a una situación que no es la ideal para la supervivencia del amor.
Noviazgo eterno
Además del amor a distancia, hoy es más habitual encontrar hombres y mujeres que conviven pero no tienen planeado ser padres. Por lo general, están juntos porque quieren compartir tiempo, gastos y disfrutar de los gustos comunes. Parecen sentirse cómodos en esa especie de noviazgo eterno y están en pareja por muchos años.
Las sociedades también asisten a una relajación de las exigencias morales en cuanto al tipo de relaciones permitidas, lo que está derivando en la búsqueda de nuevas formas de constituir parejas.
O quizás no todas son tan novedosas, porque muchas de las formas son antiguas como la humanidad misma, aunque es posible que ahora tengan mayor visibilidad, como es el caso de los intercambios y los tríos. Lo dicho: nada nuevo bajo el sol.
Otro ejemplo de que la exploración de nuevos tipos de pareja no es exclusivo de este milenio es la historia del cineasta Woody Allen y Soon-Yi, hija adoptiva de su pareja de entonces, Mia Farrow, y a quien el actor y director también adoptó. Aparte del morbo que despertó entonces el romance que surgió el caso reveló algo inusual en esos tiempos (1992): que Woody y Mia, a pesar de estar casados, vivían en casas separadas.
Con su intérprete
La tendencia actual de los amores alternativos tiene su propio gurú y analista. Se trata de la periodista y presentadora Helen Croydon, autora de los best-sellers Screw the fairytale y Sugar daddy diaries, dos furibundos alegatos contra la monogamia, quizás la condición más relegada en las relaciones actuales.
Croydon sostiene que existen cinco nuevas formas de relación de pareja hoy día, y menciona a los flexisexuales, las relaciones híbridas, los swingers (los que intercambian parejas), las citas múltiples y los que cultivan el poliamor.
Se denomina flexisexual a quien es una suerte de bisexual que tiene como objetivo esencial la exploración del sexo. Antes que un tipo específico de relación de pareja, habría que considerarla un paso previo a las relaciones abiertas.
Las relaciones híbridas son aquellas en las que uno de los integrantes de la pareja permanece monógama mientras la otra puede tener uno o más compañeros sexuales. Habitualmente también se denomina a esta práctica como cuernos consentidos o cuckolds, como se conoce a los hombres que aceptan que sus esposas tengan relaciones con otros. Aunque alguien podría pensar que esto es altamente improbable, en Paraguay existen hombres que aceptan este tipo de relación.
El swing podría ser considerado una variante de la anterior, o mejor, su antecedente, ya que el intercambio de parejas es conocido desde la antigüedad, si bien ahora está mucho más difundido y ya ha salido de la oscuridad en la que antes estaba envuelto, al punto de que hay clubes de swingers en cualquier ciudad de Occidente.
Las citas múltiples también constituyen más un paso previo a la concreción de una relación a largo plazo antes que una nueva forma de vivir en pareja, puesto que consiste en mantener varios compañeros sexuales antes de optar por quedarse con alguno en particular.
El poliamor, aclara Croydon, no se trata de acostarse con varias personas, sino de amar a muchas. Los partidarios del poliamor sostienen que el amor es un recurso infinito y que no se debe limitar a una sola persona. En este tipo de vínculo, algunos pueden ser preferidos sobre otros.
Es o no es
corazón chico.jpg
La pregunta inevitable es: ¿Se trata de amor? Mohtadi dice que este es un tema polémico y controvertido, que no es posible dar una respuesta definitiva al respecto. "No sé si se puede amar a dos personas al mismo tiempo. Se trata de individuos que acuerdan tener una relación abierta, que supuestamente se aman pero que en la parte física son polígamas", explica.
Ahora bien, si lo que se está buscando es un amor muy profundo, como los que aparecen en las obras shakespearianas, es muy difícil llegar a ese nivel si la mente está ocupada en atender a mucha gente, aclara la psicóloga.
"Pero eso no significa que no sea amor. Yo no puedo afirmar que una persona pueda amar a dos o más; en todo caso no se trataría de una entrega total a uno solo, porque su pasión y romanticismo están divididos con otras personas. Pero no podemos decir que no se pueda amar a varias personas a la vez", añade.
Según Mohtadi, cada caso es diferente y tiene que ver más con la intimidad, cómo la pareja desenvuelve su sexualidad. "Separan la pasión del amor y agregan otra gente, otro trato, otro acuerdo. En general, la entrega no es la misma, la confianza no es la misma; no existe lo de 'esta persona está para mí, está construyendo conmigo'; no hay compenetración porque hay otras personas metidas, por más que solo sea una cuestión física", asegura.
La profesional señala que cada miembro de la pareja debe determinar si el tipo de relación que están teniendo es la que buscan. Reconoce que las relaciones abiertas "están muy de moda" y considera que eso tiene mucho que ver con que actualmente se está tomando al amor de manera superficial.
"Hoy muchas personas se unen no por un amor profundo, sino porque la pareja es linda o lindo y tiene trabajo. Se trata de un punto de vista muy racional. Pero el amor es puro, no está basado en cómo se relacionan las personas", asevera.
El amor es un sentimiento que impulsa a las personas a estar unidas aún en situaciones desfavorables, que tiene como objetivo inicial el brindarse, entregarse, llegar a la persona amada. Y eso es lo que permanece, superando épocas y tendencias pasajeras.

.........................
BRINDARSE
Entender que se trata de dar y recibir, y no solo de recibir o solo ceder, parece ser una tarea complicada. "Estar en relación de pareja muchas veces implica ceder, ceder un deseo si apareció una persona más atractiva, ceder un sueño si eso va a distanciar significativamente a la pareja de modo irreversible, ceder cuando lo que se quiere escoger va a destruir la relación en caso de que esa relación quiera mantenerse y seguir en el camino diario de nutrirla.
"Por un lado, tenemos mujeres que están más conscientes, y por otro lado, tenemos hombres que siguen siendo educados de la misma forma por la mamá, que ellos no tienen que hacer nada, que su palabra es la ley. Todavía tenemos ese desfase, porque las mamás ya educaron a sus hijas diferente, pero al varón no", explica la psicóloga.

ELEGIRSE
Según Marllam Mohtadi, "en el amor de pareja, las dos personas se eligen como objeto de amor en el sentido romántico de la palabra y buscan compartir de alguna manera u otra sus vidas juntos. El amor en su sentido más puro no se deja enmarcar por los estereotipos o prejuicios, por los deseos basados en el materialismo o en teorías individualistas: es una fuerza que afecta al ser humano positivamente si se lo recibe como tal y se entiende que es ilimitado, supera las barreras humanas, trasciende todo lo material y su aspiración es unir".