8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 20 de julio de 2016, 08:15

Amnistía Internacional denuncia "severas medidas" en Turquía y teme por la libertad de prensa

Estambul, 20 jul (EFE).- Amnistía Internacional (AI) ha advertido hoy sobre las "severas medidas" que está tomando el Gobierno turco tras el fallido intento de golpe de Estado del pasado fin de semana y ha pedido a las autoridades que respeten los derechos humanos y no restrinjan arbitrariamente la libertad de expresión.

La ONG expresa, en un comunicado, su temor a que las "purgas" que está aplicando el Gobierno lleguen a censurar a periodistas y medios, "incluidos aquellos críticos con la política gubernamental".

"Estamos siendo testigos de unas severas medidas de proporciones extraordinarias en Turquía", alerta esta ONG.

"Si bien es comprensible y legítimo, que el Gobierno investigue y sancione a los responsables del sangriento intento de golpe, debe cumplir con el Estado de derecho y el respeto a la libertad de expresión", aseguró en el comunicado, Andrew Gardner, investigador de Amnistía Internacional en Turquía.

Las autoridades turcas se han lanzado a una operación de "limpieza" de supuestos colaboradores del golpe o seguidores de Fethullah Gülen, el clérigo islamista al que responsabilizan de la asonada.

Hasta el momento han sido destituidos unos 50.000 empleados, tanto públicos como privados, la mayoría vinculados con la educación.

También han sido detenidas unas de 8.000 personas.

"El pueblo de Turquía todavía está sufriendo los terribles acontecimientos del fin de semana y es vital que la libertad de prensa y la circulación de la información sin trabas sean protegidos, en lugar de ahogados", asegura AI en el comunicado.

Un ejemplo de esta purga mediática es la prohibición de distribuir una edición especial de la revista satírica turca Leman en la que se alude al fallido golpe de Estado del pasado viernes.

En el comunicado, AI asegura que las autoridades turcas han bloqueado arbitrariamente el acceso a más de 20 portales de noticias después del fallido golpe de Estado.

También denuncia que se haya retirado la licencia a 25 medios de comunicación, a los que las autoridades relacionan con Gülen.

Además, AI critica que se hayan cancelado las tarjetas de prensa al menos a 34 periodistas y se haya dictado una orden de detención contra un periodista por su cobertura del intento de golpe.