6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 1 de septiembre de 2016, 01:00

Amenazan a médico paraguayo que mató a un asaltante en Argentina

Lino Villar Cataldo, residente en Buenos Aires, se enfrentó con un asaltante a quien disparó tres veces. La Policía lo demoró, pero ayer recuperó su libertad, desatando una polémica por el uso de armas en el vecino país.

El médico paraguayo Lino Villar Cataldo (61), que reside hace mucho tiempo en Argentina, mató a balazos a un asaltante y ahora recibe amenazas por parte de la familia del fallecido.

El pasado viernes, Villar Cataldo, salía de su consultorio particular en su vehículo, cuando fue atacado por Ricardo Nunu Krabler, quien intentó robarlo, por lo que el doctor Villar, desenfundó un arma que había comprado y le disparó tres veces, por lo que el asaltante quedó tendido en el piso y luego perdió la vida.

Luego de ocurrido este hecho del que se hicieron eco varios medios del vecino país, el compatriota vive angustiado ya que recibió amenazas por parte del hermano del supuesto asaltante, que bajo el seudónimo de Druu de Lyberta lanzó amenazas en Facebook, según publica el periódico Clarín. "Aunque no te portabas como un angelito y eras re atrevido, yo nunca negué que eras mi hermano y muchas veces di la cara y calmé bronca por vos. Yo no me olvido nada. Cuántas cagadas te mandaste y nunca te dejamos tirado. Y ahora menos. No vamos a parar hasta que este gil la pague. Te lo juro hermano. Siempre presente hermano, nunca te voy a olvidar, sos el ángel de toda la familia. Te amo hermano, este gil va a pagar lágrima por lágrima", expresa parte de la advertencia en la red social.

El hecho. Según explicó a radio Monumental el abogado paraguayo Diego Szpigiel, que asesora a Villar, el viernes por la noche el galeno terminó de atender a sus pacientes en su consultorio ubicado en el barrio Libertador, en Loma Hermosa, partido de San Martín, luego sacó su vehículo Toyota Corolla a la vereda y, cuando se dispuso a salir, recibió un golpe en la cabeza desde la ventanilla de parte de un joven de 24 años, identificado después como Ricardo Krabler, quien lo tiró al piso, luego de abrirse la puerta (el médico no recuerda quién la abrió).

El paraguayo quedó en el piso y el delincuente subió al rodado, con el que retrocedió sobre las rodillas del profesional de blanco, según el relato del abogado. Cuando intentaba hacer la misma maniobra, Villar salió del sitio y tomó un arma que tenía guardada en un cantero.

Al verlo, el asaltante lo amenazó con una pistola y el médico, por temor, efectuó los disparos que terminaron con la vida de Krabler.

Los familiares sostienen que el médico tiene permiso para portar armas, fue internado a raíz de las heridas en las rodillas con custodia policial.

La decisión que tomó el compatriota despertó un huracán de opiniones encontradas en Argentina. Muchas personas, en las redes sociales, se mostraron a favor del uso de armas para frenar la ola de violencia y apoyaron al médico paraguayo. Mientras otros, condenaron su accionar asegurando que actuó con saña.