23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 14 de noviembre de 2016, 01:00

Altísimo

HINCHAS PIRATAS. Varios son los edificios que rodean al estadio Hernando Siles y que suelen ser utilizados por los residentes y sus invitados para observar los partidos, especialmente los clásicos Bolívar vs. The Strongest, encuentros internacionales a nivel de clubes y los juegos de la selección verde por Eliminatorias.

Este privilegio suele generar el disgusto y la reacción de los aficionados que abonan por los tiques para ocupar un lugar en las gradas del mítico escenario.

En las previas y en los entretiempos suelen debatirse en duelos verbales. Se escucha más lógicamente lo que dicen los cancheros. Si es un juego nocturno, los que están en los edificios se manifiestan prendiendo y apagando las luces en los balcones.

POCAS MOTOS. Causa extrañeza la escasa cantidad de motocicletas circulando por el tedioso y caótico tráfico en el microcentro de La Paz.

Hay zonas donde las calles son muy angostas y en horas picos se congestiona bastante la circulación y uno presumía que las motos tendrían un papel preponderante para los que desean apurar sus traslados, pero no es así.

POLLOS FRITOS. La variedad de comidas es realmente muy amplia en La Paz (no es la mejor gastronomía del país), pero resalta el consumo de los pollos fritos. Existe una competencia bárbara en ese sentido. Este plato se sirve generalmente acompañado de papa fritas, aderezos (mayonesa, ketchup, mostaza y salsa picante) y no se consume utilizando cubiertos (cuchillo y tenedor). Se come a mano, es una tradición.