5 de diciembre
Lunes
Despejado
21°
34°
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 14 de julio de 2016, 12:56

Almagro subraya la existencia de presos políticos y torturas en Venezuela

Asunción, 14 jul (EFE).- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo a Efe que el informe del organismo elaborado sobre Venezuela señala la existencia de presos políticos que son torturados y de obstáculos a los derechos como el referéndum revocatorio.

"Venezuela hoy es el país más corrupto del continente, que tiene presos políticos, que esos presos políticos son torturados y víctimas de tratos crueles, que se desconoce a uno de los poderes del Estado, que el poder Judicial está en manos del poder Ejecutivo", señaló Almagro en una entrevista realizada mediante un cuestionario remitido por escrito.

Almagro, quien se encuentra en Asunción para una reunión de la OEA sobre pobreza, añadió que en Venezuela "se han puesto obstáculos al ejercicio por parte del pueblo del derecho constitucional de ir a un referéndum revocatorio".

"Cada vez más el tiempo nos da la razón, todo ello continúa sin respuesta en su totalidad", puntualizó.

Almagro indicó que estas circunstancias están presentes en el informe de 132 páginas que él, en el ejercicio de la Secretaría General de la OEA, presentó ante el organismo para tomar medidas ante la situación en el país caribeño.

En este sentido, afirmó que la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela en la OEA está en un proceso intermedio de diálogo y valoración entre los Estados miembros.

Almagro apoyó el diálogo entre las partes como forma de ayudar a identificar los problemas y encontrar soluciones para no tener que llegar a la suspensión de Venezuela de la OEA.

"El objetivo es alcanzar una solución que incluya reencauzar la democracia, el pleno cumplimiento de los derechos humanos y solución de la crisis humanitaria. Y desde luego no podemos empezar aplicando la sanción máxima (la suspensión de Venezuela), no tendría sentido", afirmó el secretario general.

"Apoyamos el diálogo, pero ese diálogo tiene que tener mediadores que generen confianza mutua y resultados en materia del referéndum revocatorio, liberación de presos políticos y canales de asistencia humanitaria", dijo.

Al mismo tiempo, consideró positivo incluir más expresidentes al grupo de diálogo conformado por los exmandatarios José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

También señaló que hay un pedido concreto de la opositora Mesa de la Unidad para que representantes de la OEA y del Vaticano entren a formar parte del proceso y se amplíe la mediación.

"Es un pedido importante, un paso importante que se daría para destrabar la situación y avanzar en el diálogo", dijo Almagro, y añadió que apoya "la propuesta de Argentina para que desde la OEA se conforme un grupo amigos".

Sobre las declaraciones del embajador venezolano en la OEA, Bernardo Álvarez, quien envió a Almagro una "nota de protesta" por actuar de forma "desmedida, ilegítima, fraudulenta y desbordada" al "persistir en sus agresiones y ataques contra Venezuela", el secretario general dijo que él no ataca a Venezuela, sino que la defiende.

"He actuado de acuerdo a los principios reconocidos en la Carta de la OEA, la Carta Democrática Interamericana y los demás instrumentos que los Estados miembros han firmado, los cuales le dan al secretario general responsabilidad expresa en temas políticos como la paz y seguridad continental así como la defensa de la democracia y los derechos de los ciudadanos", matizó Almagro.

A ese respecto, dijo que el informe de la OEA confirma "una situación de crisis social y humanitaria", que se traduce en hechos como la apertura de la frontera con Colombia, que permitió, durante 12 horas, la entrada de 35.000 venezolanos y hacer acopio de medicamentos y alimentos.

"Son situaciones objetivas que relatamos en nuestro informe. Y tenga en cuenta que ese informe, las 132 páginas, lo presentamos el 30 de mayo, y hasta ahora ninguno de los datos de ningún párrafo de nuestro informe han sido refutados", destacó Almagro.

Agregó que el informe es absolutamente "fáctico e imparcial", y que "si estamos comprometidos con la protección de los principios y la práctica de la democracia en el continente, debemos también estar dispuestos a actuar".

"Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor", indicó Almagro parafraseando al premio Nobel de la Paz de 1984, el sudafricano Desmond Tutu.