24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 31 de julio de 2017, 01:00

Allegados de víctima a gritos y pedradas pidieron justicia

Los familiares de Eduardo y Wilfrido Giménez, muerto a causa de un nuevo caso de gatillo fácil, se trasladaron hasta la sede de la Comisaría 8ª Metropolitana en donde prestaban servicios los dos suboficiales que participaron del fallido procedimiento en el barrio Republicano de Asunción. Entre gritos y ataques a pedradas, fueron a reprochar la acción policial.

Ayer, en horas de la mañana, dieron el último adiós a Wilfrido, quien resultó muerto al acusar un disparo en la espalda mientras intentaba huir de los agentes Hugo Sanguina y Adelio Pintos. Antes del sepelio, los vecinos y amigos fueron hasta la comisaría y repudiaron a los agentes, tiraron piedras contra la sede y vehículos incautados, indignados por la situación.

REPUDIO. Los vecinos exigieron una respuesta ante lo sucedido y pidieron castigo para Sanguina, autor del disparo fatal, y luego llevaron al joven a su morada final.

Ante la amenaza que realizaron los cercanos a la víctima de ir hasta la sede policial, el jefe de la comisaría, el comisario Pascual Duarte, manifestó que solicitó refuerzos y fueron destinados a la sede policial 15 uniformados más para custodiar la comisaría.

Además, el uniformado refiere que los agentes antimotines ya fueron informados acerca de las amenazas y no descartan que acudan a proteger la sede policial.

proceso. La fiscala Alicia Sapriza imputó por homicidio doloso a Sanguina y pidió medidas para el uniformado teniendo en cuenta que no hubo intención de asesinar al joven. El juez Miguel Tadeo Fernández resolvió otorgar medidas alternativas a la prisión para el agente que está siendo investigado por el nuevo caso de gatillo fácil.

PROCEDIMIENTO. Los uniformados fueron alertados inicialmente por un ataque del que resultó víctima Eduardo Giménez, hermano del fallecido. El joven está en terapia al acusar un disparo en la cabeza por parte de su vecino Diego Armando López Benítez, ex convicto, quien posee dos órdenes de captura.

Wilfrido fue el pasado viernes para supuestamente buscar al atacante de su hermano, pero por el camino fue confundido, perseguido y baleado por el suboficial, que recibió falsos datos de vecinos de la zona en donde se registró el suceso fatal. El atacante, además de su hermano Elías López Benítez, están siendo buscados por la Policía Nacional para que puedan responder acerca del ataque.

El Ministerio Público informó que cuentan con un video de cámaras de circuito cerrado en donde aparece el momento de la persecución policial contra Wilfrido y un amigo, quienes iban a bordo de una motocicleta. Inicialmente los agentes quisieron maquillar el procedimiento, pero luego contaron lo que verdaderamente sucedió.