18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
20°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 21 de mayo de 2017, 01:00

Alegre denuncia otro atraco policial a sede liberal en Villarrica

Juan Gayoso

VILLARRICA

El presidente del Partido Liberal Radical Auténtico, Efraín Alegre, denunció anoche que efectivos policiales antimotines atropellaron ayer de mañana la sede partidaria en la ciudad de Villarrica y desalojaron a la fuerza a la presidenta de la Juventud local, Fabiola Torres. Ocurrió minutos antes del escrache que realizaron jóvenes liberales contra la presencia de los dirigentes llanistas Blas Lanzoni, Blanca Fonseca y Fernando Silva Facetti, quienes pretendían realizar una reunión política en el lugar.

“Nuevamente fuimos atropellados por la Policía asesina del cobarde Horacio Cartes en nuestra casa de los liberales Antonio Taboada de Villarrica, fundador de nuestro partido. Esto no ha pasado ni en los peores tiempos de la dictadura. Le digo al presidente Cartes que no se atreva nunca más a ordenar a las fuerzas policiales poner un solo pie en nuestra casa porque va a conocer la furia de los descendientes de Eduardo Vera”, mencionó Alegre.

Agregó que Cartes muy pronto se olvidó de lo acontecido el 31 de marzo y el 1 de abril cuando fuerzas policiales ingresaron al local del PLRA en Asunción y mataron a Rodrigo Quintana. “Puede estar seguro de que no daremos ni un paso atrás. Le digo al cobarde Cartes que se atenga a las consecuencias de sus actos”, indicó Alegre.

Los senadores Fernando Silva Facetti y Blanca Fonseca, así como Blas Lanzoni, gobernador de Central, soportaron el abucheo de un grupo de liberales que respondían en su mayoría al oficialismo (efrainismo).

Los manifestantes criticaron el hecho de que los visitantes apoyaron la enmienda para favorecer a Cartes con la reelección. Por tal motivo, los llanistas tuvieron que huir en una patrullera de la Policía, mientras los efectivos antimotines golpearon a algunos manifestantes.