4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 7 de julio de 2016, 02:02

Al menos 2 muertos y 6 heridos tras una explosión en Bangladesh

Nueva Delhi, 7 jul (EFE).- Al menos un policía y un atacante murieron hoy y 6 personas más resultaron heridas por la explosión de una bomba durante la celebración en Bangladesh del primer día del Eid al-Fitr, festividad musulmana que marca el fin del mes sagrado de Ramadán.

"Un policía y un malhechor han muerto" por la explosión, afirmó a Efe un alto mando de la Policía de Kishoreganj, localidad en el centro de Bangladesh donde se produjo el atentado, sin concretar si se trató o no de un ataque suicida.

El atentado tuvo lugar hacia las 9.00 hora local (3.00 GMT), cerca de un lugar de oración donde se congregaban unos 300.000 fieles y que causó además al menos seis heridos, informaron fuentes policiales al diario bangladesí The Daily Star.

De acuerdo con el diario, un grupo de unos seis atacantes más ha sido acorralado por la Policía en una construcción cercana.

Este ataque se produce menos de una semana después del asalto a un restaurante situado en una zona diplomática de la capital bangladeshí, Dacca, que comenzó en la noche del viernes y se extendió unas 12 horas y en el que murieron 28 personas.

Un total de 9 rehenes italianos, 7 japoneses, 2 bangladesíes, un estadounidense y una india fallecieron durante la acción, en la que también perecieron 2 policías y 6 supuestos atacantes, que declararon su afiliación al Estado Islámico (EI), un extremo negado por las autoridades locales.

El portal estadounidense Site Intelligence publicó ayer un vídeo en el que tres supuestos combatientes bangladesíes del EI amenazaban desde Siria con más ataques en Bangladesh.

Estos ataques se producen en medio de la oleada de asesinatos de corte islamista que sacude al país desde 2013 y que, tras intensificarse el pasado año, deja ya más de 40 muertos de diferentes minorías.