27 de abril
Jueves
Despejado
21°
Viernes
Despejado
23°
Sábado
Despejado
12°
24°
Domingo
Mayormente nublado
15°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 22 de diciembre de 2016, 22:53

Akihito agradece en su 83 cumpleaños que el país atienda su deseo de abdicar

Tokio, 23 dic (EFE).- El emperador de Japón, Akihito, ha agradecido al pueblo nipón con motivo de su 83 cumpleaños, que se celebra hoy, el haber tenido en cuenta sus deseos de abdicar del trono, algo que comunicó a la nación el pasado verano.

En el marco de la tradicional rueda de prensa previa a su aniversario, el monarca recordó el mensaje en vídeo emitido en agosto por la televisión nacional en el que expresó su deseo de abandonar, con motivo de su edad y su delicada salud, el cargo en favor de su hijo Naruhito.

"Estoy profundamente agradecido por el hecho de que tanta gente haya puesto atención a mis palabras y esté reflexionando profundamente sobre el asunto", explicó Akihito en la convocatoria.

Puesto que la Constitución japonesa no recoge el supuesto de abdicación, el Gobierno ha establecido un comité para diseñar una legislación especial que permita al jefe de Estado traspasar sus poderes en torno a 2018.

Según las encuestas, casi el 90 por ciento de los japoneses apoya la idea de que Akihito pueda abdicar.

El emperador recordó durante su intervención su histórico viaje a Filipinas de enero o su visita a los afectados por los fuertes terremotos que sacudieron en primavera el suroeste de Japón, lo que subraya la intensa agenda de trabajo que debe encarar cada año.

La salud de Akihito se ha visto debilitada en los últimos años, ya que se sometió a una operación de "bypass" en 2012, nueve años después de sufrir un cáncer de próstata, tras el que padeció osteoporosis.

El mandatario tuvo también palabras para su tío el príncipe Mikasa, cuyo fallecimiento el pasado octubre a los 100 años deja solo cuatro herederos al Trono del Crisantemo y pone de relieve el menguante número de miembros de la familia imperial que pueden ocupar el cargo.

Como cada año, con motivo del cumpleaños del monarca miles de japoneses acudieron hoy a mostrar sus respetos al Palacio Imperial de Tokio, donde Akihito y el resto de miembros de la familia imperial saludaron a la multitud desde un balcón.

"Es la primera vez que vengo y estoy muy emocionado", contó a Efe Yushi Iwamoto, de 27 años.

"Aunque no tenga poder en cuanto a gobierno, creo que ejerce un gran poder sobre la gente", comentó con respecto al rol simbólico que le otorga al emperador la Constitución aprobada por Japón a instancias de EE.UU. tras la II Guerra Mundial y en la que se le retiró el rango de divinidad al ocupante del Trono del Crisantemo.

Abuelos, padres, niños y hasta turistas extranjeros como el canadiense Adam Kositsky se dieron cita en los terrenos del palacio.

"Es una gran oportunidad para ver lo que significa para los japoneses y como valoran a su emperador", dijo Kositsky, de 25 años.