17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
29°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 27 de marzo de 2017, 19:02

AI denuncia la muerte de civiles en Mosul por seguir los consejos del Gobierno

El Cairo, 28 mar (EFE).- Cientos de civiles han muerto en bombardeos en el interior de sus casas o en refugios por seguir los consejos del Gobierno iraquí, que ha pedido a los residentes que no huyan durante la ofensiva en la ciudad de Mosul, denunció hoy Amnistía Internacional (AI).

Testigos y supervivientes que residen en el este de Mosul, norte de Irak, zona liberada de la férula del grupo yihadista Estado Islámico (EI) a finales de enero pasado, han asegurado a AI que han recibido instrucciones de las autoridades iraquíes para que se queden en sus casas y no se desplacen.

"Las pruebas reunidas en el este de Mosul señalan una pauta constante y alarmante de ataques aéreos de la coalición, liderados por Estados Unidos, que han destruido casas enteras con familias que se encontraban en el interior", aseguró la consejera de respuesta a las crisis de AI que encabeza la investigación en Irak para la organización, Donatella Rovera.

Waad Ahmed al Tai, residente del barrio de Al Zahra, en el este de Mosul, es uno de los civiles que siguieron los consejos del Gobierno iraquí, según la ONG.

"Seguimos las instrucciones del Gobierno, que nos dijeron que nos quedáramos en nuestras casas y evitáramos el desplazamiento", relata este ciudadano que escuchó por la radio y leyó en folletos que los aviones arrojaron en el distrito.

En la nota, Rovera adujo que "las fuerzas de la coalición (...) no han tomado las precauciones adecuadas para prevenir la muerte de los civiles, violando el derecho internacional humanitario", lo que AI calificó de "crímenes de guerra".

Asimismo, el comunicado hace referencia al bombardeo, relacionado con la aviación estadounidense y lanzado el 25 de marzo, en el que alrededor de 150 personas murieron en el barrio occidental de Mosul al Yadida.

"El Gobierno iraquí y la coalición deben investigar de inmediato y de manera independiente e imparcial el terrible número de bajas civiles durante la ofensiva de Mosul", apostilló.

En muchos de los casos investigados por AI, donde civiles fueron víctimas de ataques aéreos de la coalición, los residentes y vecinos que sobrevivieron dijeron a la organización que los yihadistas estaban presentes en o alrededor de las casas, generalmente en el techo o en el jardín.

"El EI recurre a la utilización de civiles como escudos humanos. En una zona residencial densamente poblada, los riesgos para la población civil son enormes", apuntó.

Sin embargo, lo que hace el EI, afirmó Rovera, "no exime a las fuerzas iraquíes y de la coalición de su obligación de no lanzar ataques desproporcionados".

La aviación iraquí y de la coalición internacional ha realizado un elevado número de bombardeos en esta fase de la ofensiva en el oeste de Mosul para abrir paso a las tropas terrestres en esta ciudad, que llegó a ser el gran feudo del EI en Irak.