21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
miércoles 15 de febrero de 2017, 01:00

Agentes recogen a nativos de las calles ante queja de hurto

Édgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

Agentes de la Comisaría Tercera del barrio Obrero de Ciudad del Este recogieron ayer a unos 13 nativos, de los cuales cuatro son menores, de la parcialidad Mbyá Guaraní, que estaban en las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus. Los agentes señalaron que hubo quejas de hurto contra los nativos.

Desde un niño de 10 años hasta un anciano de 70 años, entre ellos una embarazada mayor de edad, fueron rescatados de las calles por los agentes policiales.

Se trata de nativos provenientes de la zona de Caaguazú, Paraguay, y Puerto Iguazú, Argentina, quienes aducen que pretenden vivir en la ciudad para juntar objetos reciclables para ganarse la vida, según los agentes policiales.

“Hay muchas quejas de vecinos que dicen que ellos entran a robar cosas de las viviendas, rompen ventanas de vidrios, aunque no hay una denuncia concreta. Procedemos a juntarles para asearles y proveerles alimentación, mientras comunicamos al Instituto Nacional del Indígena (Indi), la Consejería de la Niñez y la Gobernación”, afirmó el oficial inspector Édgar Romero.

Los nativos tuvieron alimentos y corte de cabellos. Los pobladores no dudaron cuando se enteraron de que necesitaban algunas cosas, por lo que acercaron ropas usadas para los nativos, según el agente.

TRASLADO. Con frecuencia las autoridades de distintas instituciones proceden a trasladar a los grupos de indígenas que migran a Ciudad del Este u otras localidades del Alto Paraná como Santa Rita, con intenciones de vivir en improvisados campamentos, desde donde salen a pedir comida o ropa.

Pasado un tiempo, los indígenas vuelven a la ciudad.

Hasta el momento, las autoridades no pudieron dar una respuesta al problema, ya que los indígenas señalan que tampoco reciben asistencia en sus comunidades.

En los últimos meses surgieron denuncias de que los indígenas se involucran en hechos delictivos, como asaltos y hurtos de pertenencias, perpetrados especialmente en horario nocturno. La adicción a estupefacientes también está asociada a la vida en estado de calle, de los nativos, según los antecedentes.