24 de febrero
Viernes
Poco nublado con tormentas
21°
33°
Sábado
Parcialmente nublado con chubascos
23°
32°
Domingo
Mayormente nublado
23°
34°
Lunes
Mayormente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 15 de febrero de 2017, 01:10

Agentes migratorios detienen a un joven indocumentado amparado por la ley de Obama

Washington, 14 feb (EFE).- Agentes migratorios de Estados Unidos detuvieron a un joven indocumentado de 23 años que estaba amparado por un programa del expresidente Barack Obama para los inmigrantes que llegaron de niños al país, a los que se conoce como "dreamers" ("soñadores").

El caso de Daniel Ramírez Medina es el primero conocido en EE.UU. de la detención de un "dreamer" tras la llegada al poder del nuevo presidente, Donald Trump.

Los "dreamers" son los jóvenes que se beneficiaron del programa de alivio migratorio Acción Diferida (DACA) aprobado en 2012 por Obama y al que se acogieron unos 750.000 indocumentados que llegaron de niños al país.

Trump prometió durante la campaña que los "dreamers" serían deportados igual que el resto de indocumentados que viven en el país (unos 11 millones), pero hace un par de semanas afirmó que "no deberían preocuparse mucho" porque tiene "un gran corazón".

Ramírez Medina, de nacionalidad mexicana y que llegó a Estados Unidos en 2001 cuando tenía siete años, fue detenido el pasado viernes en la residencia familiar de Des Moines (estado de Washington), según denunció hoy su defensa.

El joven, que se acogió al programa DACA en 2014, carece de antecedentes y fue detenido cuando los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) procedían a detener a su padre por motivos que no han trascendido.

De acuerdo con un comunicado del ICE dirigido a Univision, Ramírez Medina es un "riesgo para la seguridad pública" ya que reconoció "estar afiliado con pandillas".

"El señor Ramírez -quien admitió ser miembro de una pandilla- fue hallado en una residencia en Des Moines, Washington, durante una operación que tenía como objetivo a un delincuente que ya había sido deportado anteriormente", apuntó el ICE.

La defensa del joven, sin embargo, negó categóricamente que forme parte de pandilla alguna y denunció que los agentes le obligaron a confesarlo una vez detenido.

El ICE detuvo la semana pasada a 680 inmigrantes indocumentados en varias redadas en una docena de estados.