7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 26 de julio de 2016, 07:14

Afganistán lanza ofensiva por tierra y aire contra EI tras atentado en Kabul

Kabul, 26 jul (EFE).- Las fuerzas afganas han intensificado su lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) con una ofensiva por tierra y aire en la que han muerto más de un centenar de supuestos yihadistas, que tiene lugar tras el atentado en Kabul, informaron hoy fuentes oficiales.

Al menos 122 supuestos miembros del EI han muerto desde ayer en su bastión afgano, la provincia oriental de Nangarhar, en la operación ordenada por el presidente del país, Ashraf Gani, tras el ataque del pasado sábado reivindicado por los yihadistas que causó 80 muertos y más de 300 heridos.

Además, por primera vez, las tropas de Afganistán han capturado vivos a miembros del grupo, en torno a una veintena.

Entre los fallecidos en la ofensiva de las fuerzas afganas, con apoyo aéreo estadounidense, se encuentra "Saad Amarati, jefe militar adjunto en Afganistán del Daesh (acrónimo del EI en árabe), que dirigía las operaciones del grupo en Nangarhar", dijo a Efe el portavoz del gobernador de esta provincia, Attaullah Khogyanai.

El portavoz señaló que las fuerzas afganas, además, desmantelaron una base del EI en la que el grupo tenía oficinas, un tribunal islámico y un centro de entrenamiento que "reclutaba y entrenaba niños para actividades terroristas".

La oficina del gobernador provincial destacó, en un comunicado, que por primera vez fueron capturados veinte supuestos miembros del EI, ya que hasta ahora en este tipo de combates siempre habían sido abatidos.

Gani ordenó hace dos semanas intensificar la lucha contra este grupo durante una visita al este de Afganistán, donde tienen mayor presencia los yihadistas, y el Ministerio de Defensa afgano puso en marcha una operación en tres fases.

El portavoz de este departamento, el general Dawlat Waziri, explicó a Efe que la primera fase incluye ataques aéreos y la segunda el despliegue de comandos especiales, ambas aún en marcha aunque próximas a concluir, mientras que la tercera prevé una "gran operación de limpieza sobre el terreno" para expulsar al EI.

La intensificación de la lucha contra los yihadistas se produce después de que el presidente afgano clamara "venganza" contra el EI tras el ataque suicida con bomba el pasado sábado en Kabul, reivindicado por este grupo.

El ataque contra una manifestación pacífica de la minoría étnica hazara, de la rama islámica chií, causó 80 muertos y 305 heridos, la gran mayoría civiles, en la acción más sangrienta del EI en Afganistán.

Los yihadistas tienen presencia en Afganistán al menos desde el año pasado y, aunque en marzo pasado las autoridades habían anunciado su derrota, no han cesado los combates entre fuerzas afganas y de esta organización ni los ataques de este grupo en varias partes del país, incluida la capital.