17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 31 de marzo de 2017, 01:00

Admitió que simuló su propio secuestro y suspenden causa

El juez de Garantías Gustavo Amarilla admitió ayer la suspensión condicional del procedimiento a favor de la mujer que había simulado su secuestro en setiembre del año pasado.

La beneficiada con la resolución judicial es María Victoria Villalba de Rothkegel, quien fue procesada por simulación de hecho punible.

La mujer admitió los hechos, por lo que el fiscal Javier David Ibarra, requirió la aplicación de la suspensión condicional del procedimiento.

En la preliminar de ayer, los abogados Pedro Cañete y Sandra Bustamante, se allanaron al pedido del Ministerio Público, sobre suspender a prueba la causa. Ante esto, el juez admitió la petición y suspendió el proceso a prueba.

Como condiciones, el juez dispuso que el plazo de suspensión sea de un año. La mujer no puede cambiar de domicilio. Además, debe comparecer en forma trimestral del 1 al 5 de cada mes y no puede salir del país, ni consumir bebidas alcohólicas o drogas.

Asimismo, deberá realizar un tratamiento sicológico, debiendo la defensa técnica designar un sicólogo tratante de su confianza en un plazo no mayor de 10 días.

La mujer, además, había hecho una donación de un split, una impresora, un monitor led y una CPU, valuado en la suma de G. 4.578.400, al colegio República Dominicana de Fernando de la Mora.

Según los antecedentes, la mujer movió el aparato de seguridad policial, luego de que sus familiares denunciaran un presunto secuestro en las cercanías de su casa, en el barrio Nazareth. Sin embargo, en 24 horas los investigadores confirmaron la falsedad de los hechos relatados por la presunta víctima.

En principio, se manejó que la misma habría inventado la historia para quedarse con unos G. 14 millones, que supuestamente tenía en su poder para pago de personal, de acuerdo a la investigación.

Las cámaras de circuito cerrado fueron las que demostraron la falsedad de lo que dijo la mujer.