20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 27 de abril de 2017, 01:00

Admiten imputaciones contra policías y procesado por la quema del Congreso

El juez Humberto Otazú admitió ayer la imputación contra el comisario Tomás Paredes Palma y el oficial inspector Guido Amarilla por el caso de la muerte del dirigente liberal Rodrigo Quintana.

Paralelamente, su colega Gustavo Amarilla admitió la imputación en contra de Jorge Luis Recalde López, que había sido devuelta en principio porque no se habían descrito los hechos por los cuales se le incluyó en el pedido.

En el caso de Otazú, que interina al suspendido juez Rubén Ayala, fue sorteado debido a la recusación del juez Alcides Corbeta por parte de la defensa de Guido Amarilla.

Ahora, tras quedar firme su competencia, admitió las imputaciones de los dos policías que habían sido presentadas por el caso de Quintana.

Sin embargo, aún no podrá fijar fecha para la imposición de medidas cautelares debido a que la defensa había planteado el pedido de anular la imputación.

Con ello, primeramente deberá resolver esta cuestión y luego, en caso que rechace el pedido, podrá recién fijar las fechas para imponer medidas cautelares.

Paredes Palma fue imputado porque supuestamente indujo al subordinado a cometer hecho punible. Amarilla, por presunta tentativa de homicidio doloso.

CONGRESO. Por otro lado, el juez Amarilla admitió la imputación en contra de Jorge Luis Recalde López, luego de que los fiscales corrigieran el error que cometieron en la primera imputación en su contra.

Es que los fiscales lo habían imputado con otras personas. Sin embargo, no señalaron en la imputación los hechos por los cuales se sindicó a Recalde por supuesta perturbación de la paz pública.

Asimismo, el juez le citó para el próximo 12 de mayo, a las 9.00, para que el mismo se presente junto con su abogado defensor para la audiencia de imposición de medidas cautelares.

En el caso, la mayoría de los procesados tienen medidas alternativas a la prisión y uno de ellos arresto domiciliario.