10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 1 de julio de 2016, 17:05

Admiten fracaso de las políticas del MAG

Elizardo Cano, quien fue sustituido por Liz Carolina Morel Duarte al frente del Centro de Desarrollo Agropecuario de Canindeyú, dependiente del Ministerio de Agricultura y Ganadería, expresó su disgusto ante lo que considera como fracaso, refiriéndose a las políticas de la institución, durante su discurso de despedida en la mañana de este viernes.
Elías Cabral - Curuguaty

"Por ejemplo, el bono soberano 70 – 30, ustedes saben que hemos recepcionado más de 600 carpetas, se hicieron todos los proyectos como los productores han solicitado y eso no lo digo yo, sino que los documentos que quedan; ¿por qué hemos fracasado acá?, porque a nosotros nos llegó mal la información de la central. A nosotros nos dijeron que podíamos hacer los proyectos de acuerdo con las posibilidades de la gente y había sido que la parte pecuaria no podía ser solventada por el MAG", señaló Cano.

El ex funcionario dijo que esta situación fue el principal factor del fracaso, ya que el 99,9% de los productores solicitaron la parte pecuaria y no agrícola.

"Desde el inicio se procedió mal porque en las capacitaciones nos decían cosas que no eran ciertas", indicó.

Otro de los fracasos mencionados por Cano, son los precios irrisorios de los productos agrícolas, resultado de ello, los productores ya no se dedican a la agricultura por la poca rentabilidad que obtienen; puso como ejemplo las más de 20 mil hectáreas de mandioca que se tiene en el departamento, pero los productores se resisten a vender o traer a las fabricas porque el costo del producto es de G. 220.000 por kilo que no alcanza para saldar los gastos y mucho menos para ganar, según mencionó.

Recordó también que cada año la campaña del sésamo se inicia como un cultivo estrella, propiciando una fuerte publicidad con la Cámara Paraguaya de Exportadores (CAPEX) a que se siembre, pero dicha empresa siempre especula en los precios y al final de la cosecha compra a un precio bajo, situación que cansa a los productores.

"No es solamente ir y dar insumos, eso no soluciona el problema del campesinado", finalizó el profesional.