11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 5 de agosto de 2016, 01:00

Acusan al FG en conflicto de tierras

El conflicto de tierras de las Fuerzas Armadas en la zona de Remansito (Presidente Hayes) es maniobrada por dirigentes políticos que responden al Frente Guasu (FG).

Así acusaron miembros de un grupo de arrendatarios quienes recurrieron al ministro de Defensa, Diógenes Martínez, para buscar una salida a la situación que vienen arrastrando desde el año pasado.

Carmelo Tenorio Quiñónez, uno de los arrendatarios, explicó a ÚH que desde el 2006 tiene un contrato con el Comando de Infantería y el Ministerio de Defensa para alquilar parte de las tierras para uso de ganadería. Paga anualmente alrededor de 6 millones de guaraníes, además de su compromiso de mantenimiento de la propiedad utilizada. Al igual que él están otros 20 arrendatarios.

Comentó que el conflicto con el grupo de campesinos se inició el 6 de noviembre del año pasado, con la primera ocupación que fue liderada por Cándido Rodríguez, quien logró que ingresen a la propiedad de las Fuerzas Armadas, alrededor de 400 familias.

Luego, ingresó otro grupo de personas lideradas por José Cuellar.

Según Quiñónez, ambos pertenecen al sector del Frente Guasu. Manifestó que ahora hay un tercer grupo que está ingresando y que responderían al sector del oficialismo de la zona.

El grupo de campesinos quieren ocupar alrededor de 4.000 hectáreas.

Quiñónez señaló que conversaron con el ministro de Defensa y pidieron la mediación del Gobierno para solucionar el conflicto que está generando. Creen que una de las salidas es que el Ministerio Público pueda dar curso a la orden de desalojo.

Los arrendatarios están preocupados porque los mismos cumplen con el contrato suscrito y ahora están sufriendo el atropello de parte de las personas que están ocupando las tierras. Quiñónez señaló que las personas que ingresaron al lugar están echando árboles y que no hay ninguna intervención de parte de la Secretaría del Ambiente, pese al pedido que realizaron en varias oportunidades.

Esperan una respuesta, principalmente de parte de las autoridades judiciales.