3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 11 de julio de 2016, 01:15

Activistas filipinos exigen a China que abandone los territorios disputados

Manila, 11 jul (EFE).- Una veintena de activistas se manifestaron hoy a las puertas del Consulado de China en Filipinas para exigir al Gobierno de Pekín que abandone los territorios que ambos países se disputan en el mar del Sur de China.

Los manifestantes, miembros de los grupos de defensa de derechos humanos GABRIELA y de la agrupación sindical Bayan, portaban grandes carteles en los que se leían frases como "China, no toquéis a Filipinas" o "China, fuera de aguas filipinas" tanto en chino como en inglés.

El acto de protesta, en el que no se produjo ningún incidente violento, tuvo lugar un día antes de que la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya (CPA) anuncie su fallo sobre el conflicto territorial que enfrenta a Manila y a Pekín en el citado mar.

Filipinas presentó en 2013 una denuncia ante la CPA al considerar que China, que había iniciado su expansión a varias zonas del mar de China Meridional, estaba ocupando territorios que pertenecían a la zona económica exclusiva filipina, pero Pekín se ha negado a participar en el proceso.

La disputa entre Manila y Pekín gira entorno al atolón de Scarborough y a parte de las islas Spratly, un grupo de más de 750 arrecifes, islotes, atolones y cayos cuya soberanía reclaman también total o parcialmente Brunei, Malasia, Taiwán y Vietnam.

La tensión en el mar de China Meridional ha aumentado en los últimos años por culpa de altercados, acusaciones cruzadas entre los gobiernos reclamantes y un aumento de la presencia militar en la zona por parte del Ejército chino.

Por su parte, Filipinas ha firmado acuerdos estratégicos con Estados Unidos, Japón y Vietnam para contrarrestar la presencia china en la zona.

Aunque Washington se declara neutral en el conflicto, EEUU y Filipinas son países aliados, y las Fuerzas Armadas estadounidenses y filipinas han participado en varias actividades de entrenamiento conjuntas cerca de las Spratly.