10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 6 de julio de 2016, 16:05

ACNUR y Centroamérica buscan respuesta al desplazamiento forzado por la violencia

San José, 6 jul (EFE).- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y países de Centroamérica buscan elaborar una respuesta integral al creciente desplazamiento forzado de personas de Guatemala, Honduras y El Salvador, quienes huyen de la violencia.

La búsqueda de soluciones a este flagelo tiene como punto de partida el foro de alto nivel "Llamado a la acción: Las necesidades de protección en el Triángulo Norte de América Central", que comenzó hoy en Costa Rica.

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, afirmó en el evento que el desplazamiento forzado de personas del triángulo norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador) requiere respuestas "innovadoras", como la creación de un mecanismo regional.

"La migración por la pobreza y la exclusión social coexiste con un creciente fenómeno de desplazamiento forzado generado fundamentalmente por la violencia del crimen organizado: las maras y carteles de la droga. Se trata de formas de desplazamiento relativamente nuevas que requieren respuestas innovadoras", aseveró.

El alto funcionario del Acnur expresó que una de las principales contribuciones que el foro puede hacer es la construcción de una respuesta a nivel regional que sirva como ejemplo a seguir para otras zonas del mundo que sufren problemas similares.

Grandi instó a "discutir los alcances y contenidos de un mecanismo regional de responsabilidad compartida, donde estén claramente identificadas las respuestas y soluciones a ser implementadas en los países de origen, de transito y de destino de los refugiados".

Según el alto comisionado, este mecanismo podría facilitar una articulación entre los Estados, entidades financieras, agencias de desarrollo y organizaciones de la sociedad civil, con el fin de fortalecer las capacidades de los países que acogen refugiados y luchar contra las causas que originan el desplazamiento forzado.

Datos de Acnur indican que el número de refugiados y solicitantes de asilo procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras llegó a 109.800 en el 2015, cifra cinco veces mayor a la de hace tres años.

La mayoría de estas personas solicitan refugio en México y Estados Unidos, pero el Acnur también ha detectado una creciente cantidad de solicitudes en los otros países de Centroamérica: Costa Rica, Belice, Nicaragua y Panamá.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ahondó en los factores que favorecen la violencia en el triángulo norte centroamericano, como la falta de acceso a la educación y a empleos de calidad, principalmente para la juventud.

"Es preciso enfocar nuestros esfuerzos comunes para atender las necesidades de protección en la incidencia de la desigualdad. Reconocer el vinculo entre la deserción escolar y el desempleo, con la delincuencia y la violencia por un lado, y el desplazamiento forzado por el otro", declaró.

El secretario general de la OEA lamentó que el triángulo norte, a pesar de no estar en guerra, es de las zonas más violentas del mundo.

"El triángulo norte tiene las tasas más altas de homicidios a nivel mundial y la más alta de feminicidios. La creciente violencia es un vivo reflejo de los retos de protección que sufre nuestra región incluida la violencia, la marginación, la desigualdad, la pobreza y las barreras para la movilidad social", expresó.

Almagro advirtió que de no ser atendido de manera eficaz el problema de la violencia y del desplazamiento forzado, Centroamérica sufrirá en las próximas décadas "grandes costos, el más importante de ellos, el costo humano".

"La crisis de protección en el triángulo norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador) nos debe importar a todos porque no puede descartarse el riesgo de una crisis de refugiados en las Américas que pone en cuestión nuestra capacidad de actuar de manera urgente y concertada", afirmó Almagro.

El foro que analiza esta situación concluirá este jueves y cuenta con la participación de delegaciones de 11 países latinoamericanos, de organizaciones internacionales, agencias de Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales e instituciones académicas.

El evento, el primero en su tipo relacionado al Triángulo Norte de Centroamérica, pretende alertar a la comunidad internacional de la gravedad de la situación y posicionar el tema con miras a la Asamblea General de las Naciones Unidas de septiembre próximo.

Douglas Marín