9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 22 de julio de 2016, 01:00

Aceite argentino sube de precio e industria local celebra la medida

La industria nacional aceitera se verá beneficiada con la suba de precios de los aceites de origen argentino, aseguró el director de la Cámara Paraguaya de Procesadores y Exportadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro) y gerente general de Conti Paraguay, Óscar Sosa.

“El hecho de que suba el aceite comestible en Argentina, quien es nuestro principal competidor desleal por el tema del contrabando del aceite, va a repercutir favorablemente a la industria de alimento en el Paraguay, porque va a disminuir el contrabando de aceite hacia nuestro mercado”, dijo Sosa, asegurando que la industria se volverá a reactivar.

Ante el anuncio del Gobierno argentino de eliminar un fideicomiso privado, creado en el 2008, que subsidiaba el precio interno del producto, la Cámara de la Industria del Aceite de Argentina aseguró que el aumento será del 30%.

El precio del aceite está subsidiado desde hace 8 años. Por medio de un fideicomiso privado, conformado con el 1,2% de las exportaciones, se subsidiaba el precio en el mercado interno de los aceites, pero su vigencia finaliza el 31 de agosto próximo.

Ventajas. Desde ese punto de vista de los refinadores, fabricantes, comerciantes de aceite comestible en el mercado local, la decisión del Gobierno argentino beneficiará sustancialmente a la industria nacional, puesto que el aceite argentino siempre fue la mayor competencia por sus precios bajos y su masiva entrada al país, producto del contrabando.

“Si hay una suba en el precio de esos productos, nos deja en una mejor posición, evitando que ese aceite entre de contrabando puesto que ya no sería rentable por el costo”, aseguró Óscar Sosa.

El empresario insistió en que el ingreso de los productos de contrabando es uno de los grandes flagelos del comercio legal y declaró que “el sistema era tan perverso, porque, además, de que el aceite argentino estaba subsidiado a su mercado interno, ese producto subsidiado entraba en Paraguay de manera ilegal”, refirió.

Consumo. De acuerdo a cálculos basados en estudios de mercado realizados, el consumo de aceites comestibles en Paraguay estaba en un litro per cápita por mes. Con el paso del tiempo esa cifra fue disminuyendo, comentó el director de Cappro.

Actualmente, el país consume 60.000 toneladas de aceite al año y solo el 40% está cubierto por el mercado local, por el efecto catastrófico del contrabando, lamentó Sosa, al tiempo de indicar que las medidas del Gobierno argentino serán saludables para el mercado nacional.