8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 1 de diciembre de 2016, 02:00

“Acá se está timbeando con el dinero público”

El senador acusó al BCP de haber favorecido, sin ningún control, a la banca privada con USD 360 millones a través de las letras de regulación monetaria.

Por: Samuel Acosta

En TW: @acostasamu

El senador Miguel López Perito (Avanza País) fue quien propuso en la sesión del lunes pasado del Senado establecer un límite al costo de la política monetaria del Banco Central del Paraguay (BCP) e incluir ese monto en el Presupuesto General de la Nación para el año 2017, lo que finalmente fue aprobado por la Cámara Alta.

–El Banco Central afirma que con su propuesta se le está atando de manos en su capacidad de acción en política monetaria. ¿Ha considerado los riesgos que esto puede generar?

–Es una exageración de los representantes de la administración de Gobierno. Desde el 2005 hasta la fecha se gastaron más de USD 800 millones en política monetaria sin ningún tipo de control del Congreso y del propio Poder Ejecutivo.

–Pero si el BCP presenta cada cuatro meses un informe de sobre los gastos en política monetaria, ¿acaso ustedes no revisan esos informes?

–Nos llegan esos informes de ejecución, pero estamos hablando de la política que se fija, según la Constitución Nacional, entre los poderes del Estado. El Parlamento no tiene ninguna injerancia en la política monetaria, y lo que se busca es legítimamente determinar que el costo esté aprobado por el Senado y se pueda controlar.

–¿Cómo propone calcular el costo previsto para las acciones en política monetaria?

–En los últimos tres años se gastaron en promedio unos USD 10 millones por mes; entonces, es importante que eso esté presupuestado. No puede ser que una suma tan importante de dinero esté al arbitrio, al antojo, de cinco funcionarios del Directorio del Banco Central.

–Pero para hacer política monetaria, y lo recordaba el presidente del BCP, no se puede mirar los gastos hacia atrás porque lo que se necesita es tomar previsiones hacia un escenario futuro.

–Tampoco es así. El BCP tiene técnicos de alto nivel y se pueden prever en general las tendencias. Ahora si fuese un escenario absolutamente imprevisible existen mecanismos. ¿Qué sumas extraordinarias se tendrían que disponer?; ¿cien millones de dólares? No me vas a decir que un Gobierno no puede conseguir unos cien millones.

–¿Pero qué pasa si presupuesta esos 100 millones de dólares y para los meses abril o mayo se le acaba ese dinero...( )? ¿Le va a dejar al Banco Central sin capacidad de actuar?

–¡No es cierto! Hay una política estable. Si me preguntás cuántos accidentes hay en Asunción, hay una estadística que te dice más o menos la cantidad y con eso podés prever una política. ¿Puede ocurrir algo extraordinario? Puede ocurrir, pero para eso se prevé un mecanismo extraordinario como cualquier tipo de préstamo de urgencia si es que se llegara a dar el caso.

–¿Por qué cuestiona los alcances de la Ley 3974, donde se habla de las atribuciones del Banco Central en política monetaria?

–Un ejemplo... Cuando cayeron los bancos durante el gobierno de Wasmosy se sacaron USD 900 millones de la reserva monetaria. ¿Quién se preocupó en reponer todo eso? Nadie. En el 2010 se saca la Ley 3974, donde se metió de contrabando el artículo primero, donde el BCP es prácticamente el único responsable de la política monetaria, cosa que contraviene la Constitución Nacional.

–En un caso de urgencia, es decir, cuando el Banco Central necesite, por algún factor extraordinario, gastar más para su política monetaria, ¿se resuelve con pedido de ampliación al Congreso?

–Claro... Te dije se usaron casi 1.000 millones de dólares y nadie dijo nada; eso es dinero público que se fue a parar a la banca privada.

–Su propuesta es sacar un promedio de gastos de los últimos tres años e incluir esto en el Presupuesto...

–Es así que se ha contemplado en el artículo que se puso en el Presupuesto para el año que viene.

–¿Y ya se tiene una idea a cuánto asciende el monto?

–Cualquier economista de medio pelo sabe que se gastaron USD 360 millones en estos primeros 36 meses de este Gobierno. Esto te da un promedio de USD 10 millones por mes, con lo cual el Banco Central tendría unos USD 120 para todo el 2017; pero podemos presupuestar por las dudas unos USD 50 o 100 millones más, pero que esto entre al Presupuesto y se tenga un control. Hoy ni vos, ni yo, ni nadie controla al Banco Central lo que hace con la plata, ese es el problema que hay.

–Supongamos que le presupuestan al Banco Central unos USD 150 millones. ¿Con esto no está saliendo del margen que te permite la Ley de Responsabilidad Fiscal?

–Sí, podría ser. Podría generar un problema, pero eso es lo que hay que ver. De todas maneras, cuando hay una situación de emergencia, desde luego que te salís de los marcos normales de la previsión de una Ley de Responsabilidad Fiscal como la que tenemos, que, además, te establece un margen ficticio que este Gobierno hasta hoy no lo cumplió y que no se puede cumplir.

–¿Esperaba las críticas que se han dado, no solo del BCP, sino también de varios analistas, a su propuesta?

–Pero por supuesto que esperaba. Gran parte de nuestros economistas estrellas están formados en la escuela del monetarismo que privilegia el manejo del circulante.

–¿Por qué cuestiona la colocación de letras de regulación monetaria en los bancos privados?

–Y uno pregunta por qué emite el Banco Central tanta plata, más de la cantidad de bienes que hay en el país. Es porque obviamente ese dinero se coloca en letras de regulación para sacar de circulación hacia la banca privada y pagar interés.

–Es interés del 5%...

–En estos 36 meses se les pagó 360 millones de dólares a los bancos; ergo, acá hay una timba. Es decir, alguien está timbeando con el dinero público y eso es lo que hay que cortar. Hoy tenemos una altísima emisión inorgánica que genera un exceso de circulante y, supuestamente, en nombre de la meta de inflación se saca circulante para meter en la banca privada y encima le pagan intereses, pero ¡qué simpático!, ¡que negocio más interesante!

–El Ejecutivo dice que podría vetar la Ley del PGN 2017

–No lo van a vetar... No se van a animar, no tienen los cojones; que veten si quieren, pero.. ¿sabés por qué no lo van hacer? ¡Porque mienten!

–¿Cuál debe ser el futuro para la Ley 3974?

–Debe ser derogada porque es inconstitucional. Cuál es la racionalidad que unos cinco directivos del BCP manejen más poder que el titular del Ejecutivo y el Congreso. Por donde se lo mire es una barbaridad.