10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 10 de julio de 2016, 01:00

Abusar del omeprazol puede afectar los huesos y riñones

Apenas aparece el clásico dolor de panza, muchos no dudan en ir hasta el botiquín para usarlo. De esta manera y a lo largo de los años el omeprazol se ha convertido en la opción ante la menor molestia abdominal para mucha gente. Sin embargo, esto puede tener sus consecuencias en el futuro.

Según una publicación del diario ABC de España, que recogió un informe de la Journal of the American Society of Nephrology, basado en un estudio de la Universidad de Washington en Saint Louis (EEUU), el uso prolongado de medicamentos para tratar la acidez estomacal, el reflujo ácido y las úlceras de estómago puede tener efectos dañinos en los riñones. La lista está encabezada por el omeprazol.

Cuidado. En dosis bajas el fármaco genera poco riesgo. En cambio, al usar altas dosis y a largo plazo puede producir problemas en los huesos, déficit de vitaminas o trastornos de los riñones, explica el doctor Enrique Basili, especializado en Gastroenterología y Hepatología. Su uso continuo para calmar una molestia puede derivar en el ocultamiento de otras enfermedades que requieran tratamiento y más medicamentos. “Por ejemplo, podría ocultar una gastritis severa producida por la bacteria Helicobacter pylori, que puede ser aliviada con omeprazol. Pero aún sin molestias, la infección persiste y puede llevar al cáncer de estómago. Por este motivo se cree erróneamente que el omeprazol puede causar cáncer, lo cual no es cierto”, aclara Basili.

Venta libre. El gastroenterólogo cuenta que existen muchos casos de automedicación con esta droga debido a su bajo costo, la venta libre y el relato de sus efectos en su uso empírico entre los pacientes. Basili aconseja utilizar omeprazol solo en un corto plazo. En caso de que la molestia persista, el paciente debe ir a consultar con un profesional médico. Esta decisión brindará mayor garantía para la salud antes que acudir solamente al botiquín de la casa.